Escuche ahora

Las 50 W

Con Yamit Palacio


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La Universidad Autónoma del Caribe no tiene el patrimonio que presentó a Mineducación

La W conoció los documentos que dan fe de que la Universidad tiene hipotecados y embargados algunos de los bienes que presentó como patrimonio.

Ramses Vargas, rector Universidad Autónoma del Caribe. Foto: Colprensa

Este lunes en entrevista a la ministra de Educación, Yaneth Giha,  se le preguntó sobre cómo avanzaba la investigación de la Universidad Autónoma del Caribe, la jefe de esta cartera aseguró que aunque la institución presenta  algunos problemas financieros, la situación no esta tan mal, esto teniendo en cuenta que la entidad cuenta con un  patrimonio suficiente para responder a un pasivo de más de $100.000 millones  ($100.000.000.000).

(¿Venderán la universidad Autónoma del caribe?)

La información entregada por la ministra no es del todo cierta.  La W  Radio obtuvo los  documentos que demuestra que uno de los bienes más cuantiosos con los que la Universidad pretende pagar gran parte de su deuda, sería prácticamente una farsa.

Se trata de un polideportivo de 14 hectáreas, ubicado en la vía Barranquilla/Cartagena, que tiene un valor aproximado a 43 mil millones de pesos,  y que  extrañamente, aunque la Universidad lo presenta como propio, el certificado de tradición demuestra todo lo contrario: desde 2016 esta propiedad no le pertenece a la Universidad, esto teniendo en cuenta que en diciembre del año 2016, la Universidad vendió a la empresa Juriservir S.A.S, 8 de las 14 hectáreas, mientras que las 6 restantes hoy están hipotecadas y embargadas por un préstamo que Juriservir S.A.S le prestó a la Universidad pero esta nunca pago.  Este caso hoy demandado ya se encuentra en el Juzgado 14 Civil del Circuito de Barranquilla.

(Lea también: Universidad Autónoma del Caribe no es cliente de fiduciaria Davivienda)

Pero la historia no termina ahí. Al parecer hay otros bienes  que  tampoco pertenecen a la Universidad, pero si los  están presentando como parte de su garantía para pagar el pasivo.

Por ejemplo el 21 de diciembre de 2017, la Universidad vendió a la empresa Los Girasoles S.A.S, el lote donde actualmente funciona el jardín infantil Mi pequeña Uniautónoma, que está alrededor de los 600 millones de pesos.

Adicionalmente el 26 de diciembre del 2017 también se vendió por un monto de 500 millones de pesos, la sede donde se dictan las clases del  famoso convenio del Sena.

(Le puede interesar: Se anula millonaria multa en contra de la Universidad Autónoma del Caribe)

Es decir, el rector Ramses Vargas, antes de que se acabara  el año 2017,  vendió algunas de las propiedades de la Universidad y sin embargo hasta el día de hoy, los maestros de la Universidad Autónoma del Caribe siguen sin recibir su salario, ni sus prestaciones.

¿Dónde quedó el dinero que ingreso por la venta de esos bienes?

La segunda parte de esta historia tiene que ver con los gastos descarados que se están haciendo al interior de la Universidad, esto teniendo en cuenta que hay una población de maestros que hoy le exigen a la Universidad que cumpla su obligación de pagarles su salario. 

A este medio le  llamó la atención que el papá del rector, el señor Eduardo Vargas, aparte de recibir una pensión por sus años en la institución, también hoy está recibiendo un salario mensual del 17 millones de pesos por supuestamente ejercer como asesor de la rectoría, lo extraño aquí, es que el señor nunca asiste a la Universidad, esto  dicho por los mismos funcionarios.

De igual forma sucede con  los señores Tamid Turbay y Orlando Saavedra Magri, quienes sin asistir un solo día a laborar en la Universidad se encuentran cargados en la nómina como “Asesores de Rectoría” con salarios básicos para cada uno por $17.552.000,  esto sin contar los costos de guardaespaldas, vehículos blindados y conductores, que también paga la Universidad.

El tema de la seguridad también se estaría convirtiendo  en otro de los gastos injustificados de los cuales se beneficia la familia del rector;  La W conoció que Vargas,  con dineros de la Universidad, estaría pagando el  esquema de seguridad para cada núcleo familiar, es decir para su papá, su mamá, su esposa y sus 6 hijos.

Prueba de ello es una orden de compra de la Universidad  para rentar vehículos  blindados con la empresa AVS del Caribe para cada miembro de la familia. Lo anterior por un costo mensual de 10 millones de pesos. Sumando el gasto mensual por concepto de vehículos blindados asciende a $50.000.000.

Es tal el despilfarro de los recursos de la Universidad en cabeza del rector, que a través de las arcas del Alma Mater se están sufragando gastos incomprensibles como tiquetes aéreos semanales en clase ejecutiva a la ciudad de Miami -entre otros destinos del mundo-, los cuales son adquiridos a través de la agencia de viajes JIRETH TRAVEL, empresa a la que también se le adeuda una gruesa suma de dineros que supera los 300 millones de pesos solo en tiquetes, esto debidamente confirmado con las órdenes de compra emitidas por la Universidad.

Además. Estos gastos están aparte de los bienes que el señor Vargas tiene en Miami, entre ellos un yate de un millón de dólares que según nuestras fuentes fue pagado por la universidad.

En este punto es de resaltar si es normal que un rector se enriquezca  con una universidad; viajes internacionales en primera clase;  millonarios bienes;  esquema de seguridad; y salarios para los amigos.

Este medio también  a indagó  por la sede de la UNAC en Miami. En esta propiedad Ramses Vargas aparece como socio. Esta sede se ha estado financiando con los dineros que se están girando desde Colombia.

Sobre este bien se sigue investigando porque según nuestras fuentes la finalidad del rector es vender la Universidad  para él seguir con la sede en Miami e irse a vivir allá, donde  viaja frecuentemente y donde reside su familia.