Escuche ahora

Primera Hora

Con Jefferson Mejía


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Tras destitución de su director, la CAR se aparta del proyecto que incide en la limpieza

La decisión se da porque el proyecto tiene características similares al que dio origen a la sanción.

La decisión se da porque el proyecto tiene características similares al que dio origen a la sanción.. Foto: Colprensa

Tras ser destituido e inhabilitado por 10 años por la Procuraduría, el director de la CAR Cundinamarca Néstor Franco, anunció que la Corporación se retira del proyecto de construcción de la Planta de tratamiento de aguas residuales Canoas. 

En consecuencia, la CAR no aportará los 500 millones de dólares para financiar el proyecto del que participan la Alcaldía de Bogotá, la Empresa de Acueducto de Bogotá y la Gobernación de Cundinamarca y cuyo costo asciende a los 1.200 millones de dólares.  

El director de la CAR fue sancionado porque la Procuraduría considera que el convenio para construir la Planta de Tratamiento de aguas residuales de Chía no se debía firmar sin antes tener los estudios definitivos. 

Franco manifiesta que no firmará el proyecto Canoas dado que, al igual que el de Chía, no cuenta con los estudios y diseños completos y que por consiguiente no es su voluntad “exponerse en segunda oportunidad a la misma sanción que ahora me ha dictado la primera instancia del órgano de control disciplinario”.

Sin embargo, sostiene que deben revisarse en segunda instancia las consideraciones de la Procuraduría y que él advirtió que debían revisarse los estudios y diseños que se tenían antes de iniciar las obras. 

La decisión de la CAR afecta la limpieza del Río Bogotá anunciada por el Distrito, dado que esta planta comprende la descontaminación del 70 por ciento del Río partiendo desde Soacha.