Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Los hombros, la clave del triunfo de Conor McGregor

'The Notorious' regresó al octágono más importante del mundo y derrotó a Donald 'Cowboy Cerrone', el hombre récord de UFC, en solo 40 segundos.

Los hombros, la clave del triunfo de Conor McGregor. Foto: Getty Images

Una noche soñada fue la que vivió Conor McGregor en el T-Mobile Arena de Las Vegas. 40 segundos le bastaron al irlandés para noquear al ‘Cowboy’ Cerrone, uno de los hombres más fuertes de la división.

McGregor no pisaba el octágono de UFC desde su derrota ante Khabib Nurmagomedov, el 6 de octubre de 2018. 470 días después, ‘el rey’ recuperó su trono.

Con una cartelera que comenzó con la victoria por decisión dividida de la colombiana Sabina Mazo frente a la estadounidense J.J. Aldrich, el UFC 246 abrió el 2.020 con peleas muy entretenidas.

La espera para ver el regreso de McGregor no defraudó. El T-Mobile Arena apagó sus luces para el ingreso de ‘The Notorious’, la voz de Sinéad O´Connor en la canción The Foggy Dew anunciaba que Irlanda caminaba hacia el octágono.

Con una entrada magistral de los peleadores, la sensación en el aire ya superaba cualquier expectativa. Por supuesto, aún faltaba el famoso ‘It’s time’ de Bruce Buffer, quien puso a gritar a los miles de asistentes en la Arena y millones alrededor del mundo.

La antesala a la pelea era apoteósica. McGregor, ‘el rey el octágono’, vs. Donald Cerrone, ‘el hombre récord de UFC’, quien ostenta una envidiable marca: mayor cantidad de triunfos (23), finalizaciones (16) y bonos de la velada (16).

La pelea inició y McGregor no se limitó. El irlandés buscó inmediatamente el ‘golpe de Superman’, el cual fue esquivado por Cerrone sin esperar que se enfrentaba a un ataque doble. Aunque evitó el puño, recibió un fuerte rodillazo en su ojo izquierdo. Fue el comienzo del fin para el ‘Cowboy’.

Luego llegó algo aún más inesperado. Cuando ambos peladores se fueron al intercambio de golpes y cortaron distancia entre sí para tomar un respiro, McGregor sorprendió golpeando en 3 ocasiones con su hombro. Aunque a simple vista pareció que no hicieron daño, todo fue engaño de la pantalla –para quienes vimos la pelea por televisión-. El poder en el hombro del irlandés fue desastroso para ‘Cowboy’.


Cerrone dijo que nunca antes vio que alguien usara sus hombros así en un combate.  Foto: Getty

Ninguno de los peleadores buscó llevar al otro al piso. McGregor llegaba como favorito y los analistas sostenían que si el combate avanzaba de pie, terminaría por la vía del nocaut en el primer round. No se equivocaron.

Cerrone no supo cómo defenderse de la magistral combinación de golpes de McGregor, fue como una lluvia que no dejaba punto ciego. El irlandés llegó motivado, entrenó como solo él sabe hacerlo y llevó la pelea con inteligencia.

La sangre ya salía de la nariz de ‘Cowboy’ y se le notaba desconectado, fue entonces cuando McGregor lo mandó al país de los sueños con una terrible patada en la cabeza.

 

La impecable patada de McGregor dejó sin opción a Cerrone. Foto: Getty

Ver esta publicación en Instagram

HE. IS. BACK. 🇮🇪 @TheNotoriousMMA #UFC246

Una publicación compartida por ufc (@ufc) el

40 segundos le bastaron a McGregor para anunciar al mundo que aún es un peleador de primer nivel, luego de un 2.019 en el que no peleó y protagonizó algunos problemas legales.

Un nuevo McGregor fue lo que vimos en esta pelea. Aunque sigue siendo el ‘showman’ al que estamos acostumbrados, en esta ocasión no cayó en el juego de palabras e insultos que vimos previo a su combate contra Nurmagomedov en 2.018.

Contra ‘Cowboy’, permanentemente primó el respeto entre profesionales de las artes marciales mixtas. De hecho, una de las postales que nos dejó la noche fue el abrazo entre el irlandés y Jerry Cerrone, la mamá de su rival.


El abrazo entre McGregor y Jerry Cerrone. Foto: Getty.

El futuro de McGregor está lleno de especulaciones. Corren rumores sobre una posible pelea de boxeo con Manny Pacquiao, tal como ya lo hizo con Floyd Mayweather, pero los fanáticos de UFC no quieren verlo lejos del octágono, por lo que sueñan con una pelea contra Jorge Masvidal, quien viene de derrotar a Nate Díaz.