Escuche ahora

Deportes W

Con Andrés Torres


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Macron prepara nuevo mensaje por crisis de "chalecos amarillos"

Tras la tregua política impuesta por el incendio de Notre Dame, el presidente Macron se prepara para defender el próximo jueves sus respuestas al malestar social que agita Francia.

Las protestas han sido en gran parte reveladas por los medios.. Foto: Getty Images

El palacio presidencial del Elíseo anunció el viernes que el jefe de Estado ofrecerá una conferencia de prensa el próximo jueves a las 16H00 GMT.

Según el comunicado, "el presidente de la República se expresará tras el gran debate nacional", una consulta popular inédita convocada en enero en la que más de un millón y medio de ciudadanos expresaron sus preocupaciones cotidianas.

El objetivo es anunciar "medidas concretas" para sofocar la cólera del movimiento social inédito de los "chalecos amarillos" que empezó en noviembre.

Le puede interesar: Trump denuncia testimonios "fabricados" en el informe Mueller

La tarea de tratar de satisfacer las múltiples demandas de este colectivo heterogéneo será delicada para el líder de 41 años de edad, que fue elegido hace dos años con la promesa de cambiar profundamente Francia.

Esta conferencia de Macron con los periodistas reemplazará dos actos mediáticos con el mismo objetivo que estaban previstos el lunes y martes pasados, pero que tuvieron que ser suspendidos a raíz del incendio de la catedral de Notre Dame el lunes en la tarde, que causó gran conmoción en Francia y el mundo.

Lea también: Juez ordena prisión preventiva para expresidente Kuczynski por caso Odebrecht

Entre las pistas mencionadas por la prensa figuran una rebaja de los impuestos sobre la renta para los sectores de clase media e incrementos en las pensiones más bajas, dos medidas prioritarias desde el punto de vista de más del 80% de los franceses, de acuerdo con una encuesta de la firma Ifop.

Las apuestas son altas para Macron, quien debe encontrar las palabras correctas para resolver la peor crisis de su presidencia, y responder a la cólera de este colectivo, que, aunque surgió a raíz del hartazgo fiscal, ahora se ha generalizado a otros aspectos de la sociedad francesa.