Ciudades

Selecciona tu emisora

¿Hay nepotismo en la Alcaldía de Medellín?

Al menos 22 funcionarios de rango alto y medio tienen relaciones familiares o personales.

Daniel Quintero, alcalde de Medellín . Foto: Alcaldía de Medellín

W Radio pudo constatar las estrechas relaciones que existen entre al menos 22 funcionarios de la Alcaldía de Medellín que ocupan cargos de mediano y alto rango, considerado como un presunto acto de nepotismo.

En el despacho del alcalde Daniel Quintero y de la gestora social, Diana Osorio, están los hermanos Juan Carlos y Laura Upegui, primos de la primera Dama Osorio, y aunque sus funciones son las de directores técnicos de la Secretaría de Control y Gestión Territorial, ambos realmente fungen como asesores de despacho, respectivamente.

Una de las relaciones más problemáticas para la administración es la del secretario de Gobierno y jefe de gabinete, Esteban Restrepo y la secretaria de Salud, Andree Uribe, quienes sostienen una relación sentimental desde hace varios años y conviven juntos. 

Los familiares de Juan Pablo Ramírez, secretario de Participación también fueron beneficiados con contratos de trabajo. Su pareja, Heidy Bibiana Nieto, ocupa un cargo en la Secretaría de Gestión y Control Territorial, mientras que su hermana, Diana Cecilia Ramírez Álvarez, es contratista de Gestión Humana y Servicio a la Ciudadanía.

La esposa de Alejandro Arias, secretario de Desarrollo Económico, Katherine Hernández, hace parte del equipo de trabajo de la dirección Técnica de Comunicaciones.

Tal y como lo denunció el portal Voragine.co, la empresa de los hermanos del secretario de Hacienda, Oscar Hurtado, se ganó tres contratos para el corretaje de varios procesos, en Metrosalud y en la Secretaría de Educación. Hay que recordar que los de Metrosalud fueron suspendidos, luego de las denuncias.

Natalia Urrego Arias, es secretaria de Infraestructura de Medellín y su esposo Julián Estrada, tiene contrato en el Área Metropolitana. Esto fue denunciado ante la Procuraduría Regional de Antioquia, por la Veeduría Ciudadana de Transparencia en Medellín, porque además, advierten que fueron puestos allí por su relación familiar y política con el exalcalde de Itagüí, León Mario Bedoya, investigado por supuestos hechos de corrupción durante su administración.

El Subsecretario de TI es Juan Sebastián González Flórez y su hermano Diego Alexander González Flórez, es el Gerente de la Empresa de Seguridad Urbana. En ambos recae toda la responsabilidad y el manejo de la información de la plataforma Medellín me cuida.

Santiago Arroyave, es el subsecretario de Planeación Local y Presupuesto Participativo y su prometida Mónica Orrego, es directora Técnica de Comunicaciones y trabajó con el concejal Fabio Rivera. La hermana del subsecretario, Alejandra Arroyave, también está en la secretaría de Comunicaciones, en el cargo de coordinadora de la unidad de movilización y era la asistente del secretario, Juan José Aux.

En el Inder, Yuber Antonio Ordoñez Vergara, es el jefe de la oficina asesora jurídica del instituto de deportes mientras que su hermano Yuynan Ordoñez Vergara, es líder del programa de planeación local y PP de la oficina asesora de planeación allí.

Llama la atención que la modalidad de contratación que utilizó la administración municipal para evadir la ley fue utilizar entidades como el Pascual Bravo que vinculan al personal para prestar servicios a la Alcaldía de Medellín sin quedar directamente allí.

Al consultar a la Alcaldía de Medellín por este tema, la administración de Daniel Quintero no negó ninguna de las relaciones que se mencionan en este informe, sin embargo, se remitieron a las cualidades de los funcionarios para que los ciudadanos puedan verificar la idoneidad de las personas que rigen los destinos de la ciudad, durante estos cuatros años.

La administración aclaró que el alcalde es el nominador superior y que en ninguno de los casos se presentan inhabilidades. Con respecto al Secretario de Gobierno y su pareja la Secretaria de Salud, explicaron que el primero "desarrolla actividades de coordinación con los otros secretarios los cuales jerárquicamente son iguales" y que por eso no hay lugar a que este se declarara impedido para coordinar o verificar las funciones de la dependencia que lidera su pareja.

Juan Pablo Ramírez, secretario de Participación le explicó a W Radio que su familia trabaja en la alcaldía por mérito propio y que no tuvo injerencia en que fuesen contratados, agregó que incluso su esposa, tuvo un contrato finalizando la administración de Federico Gutiérrez, en el mismo cargo y las mismas condiciones en las que mantiene su puesto allí.

Rematan diciendo: "contamos con un equipo técnico, joven, preparado y lejos de la politiquería. Los nombramientos se ajustan todos a lo dispuesto en la ley y después de consultas al Departamento para la Función Pública cuando se hace necesario".

 

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir