Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Los rostros de quienes se robaron la salud en Colombia

Casi medio billón de pesos se habrían robado del sector salud en la última década.

Casi medio billón de pesos se habrían robado del sector salud en la última década.. Foto: Getty Images

La cuantía total que investiga en este momento la Fiscalía General por el desvío de recursos de la salud en todo el país es de $483.558.188 077, según fuentes del ente investigador a Sigue La W. 

La administración del fiscal Francisco Barbosa recibió de la Fiscalía Delegada ante la Corte Suprema, investigaciones por una cuantía total de $15.955.104.736 y de la Dirección Especializada contra la Corrupción investigaciones por una cuantía total de $467.603.083.341.

De este dinero, según la Fiscalía, se ha logrado recuperar cerca de $1.185 millones y está misma Dirección Especializada contra la Corrupción tiene, a esa fecha, 145 casos en indagación, cinco en investigación, 34 en etapa de juicio y nueve en ejecución de penas.

Entre las modalidades investigadas están: ocho casos por sobrecostos en medicamentos, otros por contratación y aquellos casos en los cuales se evidenció afiliaciones irregulares en EPS e IPS, algunos de estos con la complicidad de mandatarios municipales y servidores públicos.

Lea también: Así se han robado la salud en Colombia: Risaralda

Entre las personas vinculadas, según este informe, están: seis representantes de IPS; siete servidores públicos; cuatro particulares y un representante de EPS. Adicionalmente el año pasado (2019) se logró la condena de 13 personas: siete particulares, cuatro servidores públicos, un representante legal de EPS y un representante legal de IPS.

Por su parte la Fiscalía Delegada para la Seguridad Ciudadana, en su corte de cuentas al nuevo fiscal, tenía 166 casos en indagación, siete en investigación y 19 en etapa de juicio. Entre las personas investigadas están: 11 representantes de IPS, 23 servidores públicos y ocho particulares.

Pero en todos estos escándalos hay vinculados, además de servidores públicos, contratistas, particulares y dueños de entidades de salud, que cada año buscan la manera de hacerle trampa al Estado para apropiarse irregularmente de los sagrados recursos. Vamos a recordar algunos de ellos, Andrea. 

El caso más sonado por desfalco a la salud es el Cartel de la Hemofilia, consistente en cobrar por falsos diagnósticos, resultados de laboratorio fraudulentos e incremento injustificado de pacientes hemofílicos en el departamento de Córdoba. Los implicados son: 

Alejandro Lyons, exgobernador del partido de la U, condenado a cinco años y seis meses por la Corte Suprema y destituido e inhabilitado por 15 años por la Procuraduría General. 

Le puede interesar: Así se han robado la salud en Colombia: San Andrés

Otro de los implicados son el exgobernador Edwin Besaile, destituido e inhabilitado por la Procuraduría, por estos hechos, por un término de 10 años; y su hermano, el exsenador, Musa Besaile, quien se acogió a la Jurisdicción Especial para la Paz.

En este caso también están vinculados el exfiscal Anticorrupcion, Luis Gustavo Moreno, quien habría pedido dinero al exgobernador Lyons para no continuar con esta investigación y el abogado Leonardo Pinilla, quien fue el mediador para el pago de los sobornos entre Lyons y el exfiscal Moreno.

Además están implicados los exsecretarios de salud de Córdoba: Alfredo José Aruachán Narváez y José Jaime Pareja Alemán, Edwin Preciado Lorduy, así como el exsenador Bernardo “el ñoño” Elias. Todo este entramado criminal logró desviar más de $50 mil millones.

Lea también: Así se han robado la salud en Colombia: San Andrés

También, está la investigación al exalcalde de Quibdó (Chocó), Isaías Chalá Ibargüen y tres personas más por la construcción, al parecer irregular, de una Unidad Intermedia de Salud por $5.000 millones.

De otro lado, también se conoció, la investigación al exalcalde de San Juan de Betulia (Sucre), Regulo Carmelo Puentes Cervantes y dos personas más, por un contrato aparentemente irregular para la prestación de servicio de salud oral por cerca de 104 millones de pesos. 

Le puede interesar: Así se han robado la salud en Colombia: San Andrés

Otra investigación se adelanta contra Eva Katherine Carrascal Cantillo, exsuperintendente Delegada para la Supervisión Institucional de la Superintendencia Nacional de Salud y Guillermo Enrique Grosso Sandoval, ex agente interventor de Salucoop EPS y expresidente de Cafesalud EPS por agilizar pagos a entidades de salud a cambio de dádivas, por estos hechos dos particulares fueron condenados a cinco años de prisión, tras declararse culpables. 

Una investigación más tiene en líos a Rafael Alejandro Martínez, exalcalde de Santa Marta (Magdalena), al exfuncionario Edgardo Charris Salcedo,al contratista Jesús Enrique Navarro Brito, el exalcalde y hoy gobernador Carlos Caicedo Oma y al funcionario Gregorio Antonio Domínguez, por la obra de mantenimiento y adecuación  de cinco centros de salud, en el año 2014,  por más de $6.500 millones. Actualmente el proceso está en etapa de juicio. 

Lea también: Así se han robado la salud en Colombia: San Andrés

En octubre de 2018, La fiscalía compulsó copias para que se determine si existía mérito para investigar al actual senador Luis Eduardo Díaz-Granados y al ex representante a la Cámara Cristóbal Rodríguez, quienes han sido mencionados por implicados en la investigación ‘Quirófano’, que consistió en una organización ilegal, creada para manipular el sistema de salud.

Recordemos el sonado caso contra Carlos Gustavo Palacino, expresidente de Saludcoop quien  habría desviado los recursos parafiscales de la administradora Saludcoop EPS para incrementar el patrimonio de la empresa en inversiones nacionales y extranjeras, caso por cerca de 400 millones, entre los años 2000 y 2004. 

Estos son los rostros que se han robado la salud en Colombia: 

Alejandro Lyons, nació en Sahagún, Córdoba, ganó las elecciones regionales de 2011 como Gobernador de su departamento con el apoyo del partido de la U, después de aliarse con Bernardo el ‘ñoño’ Elías y Musa Besaile, que lideraron la ‘ñoñomanía’ y quienes se convirtieron en los dos congresistas más votados del país. Ambos, están presos por el escándalo del cartel de la Toga en el que también estuvo involucrado, Alejandro Lyons. 

Además, Lyons llegó a la gobernación de Córdoba gracias al apoyo de la exsenadora Zulema Jattin, condenada por parapolítica; del excongresista de la U Martín Morales Diz, condenado por nexos con las águilas negras y narcotráfico, entre otros integrantes cuestionados de la misma colectividad, el partido de la U. Debido a los escándalos con Elías y Besaile, Lyons intentó distanciarse y crear alianzas con las senadoras Nora García, del partido Conservador,  Arleth Casado del partido Liberal, y Yamina Pestana, del Conservador, hermana del cuestionado y condenado por nexos con paramilitares, Pedro Pestana, quien ya falleció. Nora García y Arleth Casado, congresistas de clases políticas tradicionales. 

De acuerdo a testimonios sobre cómo operó el cartel de la hemofilia y otros desfalcos en el departamento de Córdoba, Lyons se alió con el ‘ñoño Elías’ y Musa Besaile, para entregar contratos de regalías por 65 mil millones de pesos del Fondo de Innovación, Ciencia y Tecnología que nunca se ejecutaron, y que envuelven el misterio aún, de la muerte de Jairo Zapa, exdirector de regalías de Córdoba. 

Estos contratos fueron a parar a manos de contratistas y personas cercanas a Lyons a quienes se les cobraba el 30 por ciento de comisión. Alejandro Lyons, acumula un record de 20 procesos de corrupción en el país con cifras que ascienden los 107 mil millones de pesos. En diciembre de 2018 la Procuraduría lo destituyó e inhabilitó por 15 años para ocupar cargos públicos. 

Alfredo José Aruachán Narváez, Alfredo José Aruachán Narváez y José Jaime Pareja Alemán, Edwin Preciado Lorduy, son exsecretarios de Salud de Alejandro Lyons y sus aliados políticos en Córdoba. 

Luis Gustavo Moreno, engranaje del Cartel de la Toga por lo que fue condanado por la Corte Suprema de Justicia, y condenado a 48 meses de cárcel por la justicia norteamericana por los delitos de conspiración para lavar de dinero, conspiración para cometer fraude en giros bancarios y fraude bancario, llegó  a ser fiscal anticorrupción, nombrado por el exfiscal Néstor Humberto Martínez, quien ha pertenecido al partido Cambio Radical. 

Aunque todos los personajes políticos han negado su cercanía con el exfiscal anticorrupción, condenado por corrupción, se logró identificar que Gustavo Moreno obtuvo contratos como abogado en la comisión de acusación de la Cámara de Representantes, y tuvo cercanía, e incluso visitaba las oficinas de Gerardo Torres conocido como Yayo, asesor del senador de Cambio Radical Germán Varón Cotrino. 

Por 'cartel de los enfermos mentales', fue condenado por la Contraloría, el exgobernador de Sucre, Julio César Guerra Tulena en julio de 2019. Lo condenó a devolverle al Estado 2 mil 723 millones de pesos. Según la Contraloría,  el exgobernador "fue encontrado responsable fiscal por haber firmado y autorizado pagos por 2 mil 398 millones a la Clínica de Rehabilitación Nuevos Amaneceres de Sucre" con documentación falsa entre septiembre de 2014 y diciembre de 2015.

Guerra Tulena nació en San Andrés de Sotavento en Córdoba. Miembro del Partido Liberal, fue elegido para como Senador y como representante a la Cámara. Fue Gobernador del departamento de Sucre entre 2012 y 2015.