Escuche ahora

W Fin de Semana

Con Juan David Cardozo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

En Samacá, Boyacá, advierten minería a gran escala cerca del Páramo Rabanal

Según los líderes de la zona el agua se estaría filtrando en los socavones provenientes de los embalses.

El presidente de la Junta Directiva del Distrito de Riego de Samacá, Eduardo Castellanos. Foto: La W

A 35 minutos de Tunja se encuentra Samacá uno de los municipios, agrícolas de Boyacá, a primera vista sus paisajes denotan un paraíso, según el Distrito de Riesgo cada familia cuenta, en promedio, con 9 hectáreas, sin embargo, en dicha zona el sector del carbón tiene 44 asociaciones donde se generar 2300 empleos bajo tierra.

El hecho de que estos dos sectores se encuentren en la misma zona, ha servido para entrar en constantes debates sobre el uso del suelo, mientras los líderes del agro dicen que la minería está afectando acuíferos, embalses y siembras, la Cooperativa Boyacense productores de Carbón de Samacá (Cooprocarbon), dice que están cumpliendo con la normatividad y con el constante seguimiento y vigilancia de las entidades ambientales y de control.   

Según Mauricio Ramírez, líder social en Samacá, la administración municipal en 2015 cambio el Esquema de Ordenamiento Territorial (EOT) afectando el uso del suelo en la vereda de Salamanca con más de 3000 habitantes. Allí paso de ser un lugar agrícola con minería restringida, a completamente minera.

“Este cambio del suelo se hizo a espaldas de la comunidad. (…) Situación que afecta el distrito de riego de 2800 hectáreas de 800 usuarios”, expresó Ramírez al recordar que Samacá es una despensa agrícola para Bogotá, Boyacá y otras regiones del país.

Jorge Jérez, otro líder de la zona, advierte que se vienen  efectuando actividades mineras de carbón, en zonas excluidas como es el páramo de Rabanal. “La Agencia Nacional Minera de manera irresponsable de 20 seguimientos a títulos mineros, solo presentó 3”.

Pero lo más complejo de la denuncia, según Jérez, el agua se estaría filtrando en los socavones proveniente de los embalses. “Un túnel que hasta marzo del año pasado tenía 2250 metros, 600 metros ya estaban dentro el páramo de Rabanal. Es una amenaza para la biodiversidad del territorio y acueductos de Sora, Cucaita, Samacá, Ventaquemada y Tunja”.

Por su parte, el presidente de la Junta Directiva del Distrito de Riego de Samacá, Eduardo Castellanos, que tiene una cobertura de 3000 hectáreas y beneficia 1.845 familias, sostiene que hay una deficiencia en el EOT en el uso del suelo por lo cual, en su opinión, se debe hacer un ajuste al EOT con el fin de respetar los derechos adquiridos del Distrito de Riesgo que tiene 67 años.

Con respecto a las obligaciones de la Corporación Autónoma Regional de Boyacá, (Corpoboyacá), según Castellanos, son superficiales cuando, según él, debe propender “por la conservación, protección del páramo del Rabanal y en las zonas en donde se ha degradado imponer la restauración”.

Sobre el papel de la Agencia Nacional Minera (ANM), los habitantes de la zona pidieron verificar que Cooprocarbon no se pase de la línea Humboldt que limita el Páramo de Rabanal. “Pedimos una cerca de alambre imaginaria para que no se suban de los 6890 metros que es donde está la línea Humboldt”.

Los representantes del sector agrícola dicen que el Rabanal, los embalses y acuíferos son “nuestra mayor riqueza para el 91 acueductos de 14 municipios”.