Escuche ahora

Primera Hora

Con Luis Fernando Zambrano


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Libres militares que habían sido retenidos por campesinos en Cauca

Las comunidades se dispersaron y las tropas regresaron a sus labores de patrullaje en el sector de San Juan del Micay. Líderes campesinos se reunirán con funcionarios.

Los militares fueron obligados a salir de su zona de operaciones . Foto: Cortesía

Las autoridades confirmaron que comunidades campesinas que mantenían retenidos a 40 militares se dispersaron y las tropas regresaron a sus labores de patrullaje en el sector de San Juan del Micay, en límites de los municipios de El Tambo y Argelia, Cauca.

Le puede interesar: En Cauca instituciones oficiales le dicen no a la alternancia educativa

El general Marco Vinicio Mayorga Niño, comandante de la Tercera División del Ejército Nacional, dijo que tres de los líderes de estas personas se desplazarán a la ciudad de Popayán para presentar peticiones a la Gobernación del Cauca.

Esto, en asuntos relacionados con sustitución de cultivos, proyectos productivos, infraestructura vial y la presencia de instituciones que puedan jalonar desarrollo a la zona.

El Oficial destacó que los diálogos permanentes entre el comandante de la patrulla y el comandante del Comando Específico del Cauca, general John Rojas, con los líderes de la protesta lograron destrabar la situación.

“Hay un ambiente de tranquilidad, no se llegó a agresiones, pero sin embargo si se protesta como Fuerza Pública por el constreñimiento de la movilidad de los hombres, el secuestro y va a ser puesto en conocimiento de las autoridades respectivas”, agregó.

Previamente, el comandante del Ejército, general Eduardo Zapateiro, aseguró que lo sucedido se configuró como un secuestro promovido por grupos dedicados al narcotráfico, que instrumentalizan a comunidades campesinas de bien, que quieren salir adelante.

Lea además: Se han desmovilizado 47 integrantes del ELN en el Cauca

Los manifestantes aseguraron que se requiere una intervención no solo militar, sino social para garantizar el sustento de quienes habitan en esa zona, y cuyo único ingreso es el cultivo de la hoja de coca.