Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Mindefensa reconoce presencia de narcotraficantes mexicanos en Cauca

Tras el asesinato de dos guardias indígenas, Guillermo Botero dijo que no pueden negar la existencia de delincuentes de México que compran droga en esta región.

El Ministro sostuvo que es necesario “luchar duramente contra ellos, contra delincuentes mexicanos que son los compradores de coca”. . Foto: Colprensa

Aunque la Fuerza Pública y el Gobierno del Cauca han negado la presencia de grupos narcotraficantes de México en esta región, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, reconoció la existencia de estos actores y aseguró que hay que combatirlos.

Le puede interesar: Mininterior liderará cumbre tras violencia en Cauca y descartó pronta presencia de Duque

El Funcionario del Gobierno Nacional recordó que el accidente del helicóptero en el municipio de Argelia en el que fallecieron los ocupantes, correspondió a la extracción de 450 kilogramos de estupefacientes.

Se escucharon unos gritos cuando se estaba transportando ese alijo de “Viva México”, desde ese momento o desde antes tenemos conocimiento de la presencia de personas mexicanas que son intermediarias para buscar negocios con los carteles mexicanos, eso tenemos que reconocerlo que es así”.

El Ministro sostuvo que es necesario “luchar duramente contra ellos, contra delincuentes mexicanos que son los compradores de coca”.

Asimismo, explicó que en la actualidad la lucha contra el narcotráfico es más compleja que en épocas anteriores, porque los delincuentes no ostentan sus residencias ni vehículos lujosos, sino que se mimetizan entre la población civil.

Recientemente han circulado en el norte del Cauca panfletos firmados por el Cartel de Sinaloa, en los que amenazan a las comunidades e incluso se atribuyen los recientes asesinatos.

Lea además: Supuestos carteles mexicanos se atribuyen crímenes de indígenas en Cauca

Respecto a la ola de violencia, el Ministro de Defensa expresó que esto obedece al narcotráfico y la presencia de la estructura Dagoberto Ramos de las disidencias del sexto frente de las Farc, quienes buscan controlar un corredor para exportar las sustancias ilícitas.

“Este grupo está tratando de copar espacios dentro del Resguardo, pero los indígenas con muy buen criterio los han venido rechazando (…) La desigualdad entre unos bastones de una Guardia Indígena y unos fusiles hacen muy difícil esta circunstancia”, subrayó.