Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Yamit Palacio


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Apple ha desbancado a Coca Cola como marca más valorada, pero algo ya no es como era

Pepe Cerezo, socio director de RocaSalvatella, hace un balance sobre la situación de Apple a dos años de la muerte de Steve Jobs.

Entro

Foto Entrevista Steve Jobs. Foto: EFE

Javier Riveros: Apple después de Steve Jobs: ¿mejor, peor o igual?

Pepe Cerezo:
 Si nos atenemos a datos objetivos, Apple está mejor hoy que hace 2 años. Su valoración en bolsa es superior, el lanzamiento del iPhone 5 fue un nuevo record en ventas en su primer fin de semana, habiéndose vendido más de nueve millones de unidades y acabamos de saber que Apple ha desbancado a Coca-Cola como marca más valorada de la historia. Si bien todo esto es cierto, existe la sensación de que algo ya no es como era. En estos dos años Apple ha dejado de sorprendernos, ya no es la empresa que durante una década, desde que en 2001 lanzara el iPod, lideró la innovación y reinventó sectores como el de la música o el de la telefonía móvil. De forma intangible, la ausencia de Jobs se nota.
 
JR: ¿Qué ganó Apple con la muerte de Steve Jobs?

PC: Steve Jobs se ha convertido en un mito para el sector tecnológico, es el referente de una época y de una forma de liderazgo muy personal que consiguió no solo reinventar su empresa sino que transformó sectores enteros. Aunque resulte tópico, Jobs fue un visionario que supo anticipar y crear tendencias. Ahora toca saber si fue capaz de transferir esa visión y capacidad de innovación a la compañía, o por el contrario, se irá debilitando a medida que pasen los años.

JR: ¿Qué perdió Apple con la muerte de Steve Jobs?

PC: Cuando se trata de alguien del carisma de Jobs, su pérdida suele ser un pesado lastre para sus sucesores y en definitiva para la compañía. Seguramente lo que ha perdido es una forma y una visión de afrontar los retos tecnológicos a los que nos enfrentamos.

JR: ¿Qué sería diferente o mejor para Apple si Jobs siguiera vivo?

PC: Como ocurre siempre con alguien que se ha convertido en mito, las expectativas sobre lo que hubiera podido crear son siempre hipótesis ¿Qué canción hubiera compuesto John Lennon si no hubiera sido asesinado, o qué película hubiera hecho James Dean de no haberse estrellado con su coche? ¿Jobs hubiera sido capaz de mantener el ritmo y la capacidad de sorpresa que en los años anteriores?, nunca podremos saberlo.

JR: ¿Cuáles son las transformaciones mayores o más relevantes de Apple tras la muerte de Steve Jobs?

PC: En cierta medida, ahora mismo Apple vive de las rentas. De alguna forma, estos dos años han sido muy continuistas, llevado por la inercia y sin grandes novedades. Ese puede ser su gran hándicap para los próximos meses/años. Los usuarios de Apple no se conforman con un cambio de color o una evolución del sistema operativo, se espera innovación disruptiva. Sin duda el gran reto de Tim Cook será lanzar un producto o un servicio totalmente novedoso que nos sorprenda y que tenga la capacidad de transformación que tuvieron iTunes, el iPod o el iPhone en su momento. En este sentido, Apple tiene grandes retos con la llegada del internet de las cosas, la wareable computation o la TV, sector en el que Jobs nunca llegó a triunfar

JR:
Jobs fue siempre sobrio, digamos el antónimo del iPhone dorado. Con el lanzamiento de ese nuevo modelo, ¿se estará revolcando en su tumba?

PC: Nunca sabremos cómo habría evolucionado el propio Jobs. Curiosamente el iPhone dorado parece ser el más demandado, a los usuarios de Apple les ha gustado. El mercado evoluciona rápidamente y Jobs nunca fue ajeno a esto, así que a tenor de la aceptación del público quién sabe si lo hubiera impulsado él mismo, o incluso hubiera sido más arriesgado aún.

JR: ¿De qué se está perdiendo Jobs, qué de lo que ha ocurrido en dos años en el campo de la tecnología le hubiera interesado?

PC: Con el grado de desarrollo de la tecnología dos años es poco tiempo para percibir grandes cambios y, en parte, lo que ha ido apareciendo en este tiempo es consecuencia de la evolución de productos y servicios que creó la propia Apple en el pasado. Seguramente de seguir vivo estaría interesado en la internet de las cosas y en la wereable computation. Con toda probabilidad le hubiera gustado que las Google Glasses hubieran salido de los “talleres de Cupertino”.

JR: A dos años de su muerte, ¿cómo evalúa el legado de Jobs en el mundo actual?

PC: No podemos entender el ecosistema digital en el que estamos inmersos sin las aportaciones de Steve Jobs. La etapa de 2001 a 2011 es la década prodigiosa de la era digital en la que se consolidan las bases de la economía y la sociedad digital, el ecosistema fundamentado en la nube, los dispositivos conectados, las plataformas y los datos. En todos estos aspectos Apple aporta una nueva visión y un nuevo enfoque disruptivo y de transformación. No se puede entender el “mobile” sin considerar lo que supuso la llegada del iPhone y las Apps. No hay más que comprobar cómo el sector de la música es otro desde que se lanzó iTunes y el iPod.

JR: ¿Cuál es el invento de Jobs con mayor impacto en nuestra vida cotidiana?

PC: Aunque a día de hoy el mayor impacto seguramente haya sido la llegada del iPhone y el iPad, por lo que han supuesto como nuevo paradigma para el acceso a contenidos y servicios en movilidad, en mi opinión, no hay que olvidar lo que supuso, por su carácter pionero y visionario, el iPod e iTunes, que ya anticipaban lo que hoy es el ecosistema digital y que dio lugar a la entronización de Jobs.