Escuche ahora

Música de hoy y siempre

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El fiscal Barbosa hizo 83 viajes dentro y fuera del país cuando fue consejero de DD.HH.

Según los documentos conocidos por este medio, Barbosa estuvo en 68 comisiones dentro del país y adicionalmente hizo 15 viajes al exterior.

Según los documentos conocidos por este medio, Barbosa estuvo en 68 comisiones dentro del país y adicionalmente hizo 15 viajes al exterior.. Foto: Colprensa

El hoy fiscal estuvo 18 meses en la Consejería y en ese tiempo recorrió todo el territorio nacional, también estuvo en Europa, EEUU y Jamaica. Eso significa que realizó cerca de 5 viajes por mes. 

La W revisó el registro de los viajes que hizo el actual Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, cuando estuvo ocupando el cargo de Consejero Delegado de Derechos Humanos y Asuntos Internacionales, desde agosto de 2018 hasta febrero de este año, y encontramos que en solo ese periodo, es decir 18 meses, hizo 83 viajes.

Viajes por Colombia

Según los documentos conocidos por este medio, Barbosa estuvo en 68 comisiones (como se les llama a los viajes de trabajo que hacen los funcionarios públicos) dentro del país y adicionalmente hizo 15 viajes al exterior, a destinos como Estados Unidos, Suiza, París, España, entre otros.  


 


 

Como se puede ver en el cuadro anexo, quien fuera Consejero de Derechos Humanos estuvo 24 veces fuera de Bogotá desde agosto hasta diciembre de 2018, en departamentos como Antioquia, Amazonas, Arauca, Atlántico, Bolívar, Caquetá, Cauca, Cesar, Chocó, Huila, Magdalena, Norte de Santander, Meta, Nariño, Valle del Cauca, entre otros.

Durante 2019 volvió a esas regiones pero también visitó otras en las que no había estado como San Andrés, Córdoba, Guainía, Guajira, Vichada y  Boyacá. La región colombiana a donde más viajó fue Norte de Santander cuyas visitas fueron 8 en total y una de esas fue para asistir al concierto “Venezuela Aid Live” que se llevó a cabo en la frontera con el vecino país. Allí aprovechó para tomarse un foto con el líder opositor Juan Guaidó a quien reconoció como “una esperanza para la libertad, para los derechos humanos y la democracia” como se puede leer en un trino que él mismo escribió en su cuenta personal.


Pero además estuvo 6 veces en el Valle del Cauca; 6 en el Cesar; 5 en Antioquia y 5 en Atlántico. Estos viajes fueron justificados dentro de sus labores como consejero, pero también fueron para presidir consejos de seguridad; acompañar al Presidente en los talleres “Construyendo País”; hizo varias reuniones para hablar de temas migratorios; se reunió con comunidades indígenas; en Nariño hizo parte de la comisión de seguimiento electoral, pero no se reunió con líderes sociales y hasta hizo un recorrido por los territorios del Andén Pacífico, “con el fin de llevar el mensaje de Legalidad del Gobierno del Presidente Iván Duque”, pero, según voceros de esas comunidades,  no fue a  tomar medidas o ayudar en la generación de políticas que fortalecieran la protección de los derechos humanos en esas regiones del país.

Viajes por el mundo

En cuanto a los viajes internacionales en septiembre de 2018, solo un mes después de haberse posesionado en el cargo de consejero, acompañó al Presidente Iván Duque  a la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas en Nueva York. Este viaje duró cinco días - del 22 al 27 de septiembre-.

A finales de ese mes viajó a Boulder en Colorado para participar de un “periodo de sesiones”. Luego en octubre de 2018 estuvo en Oxford, Reino Unido, en donde participó en el foro Conpeace. En ese mismo mes estuvo también en Londres en otras reuniones bilaterales. Luego viajó a París, Francia, para más reuniones bilaterales en noviembre.

En París acompañó al Presidente Iván Duque a varios eventos e incluso él mismo asegura que participó en reuniones con funcionarios de la OCDE donde pudo aportar su “experiencia internacional”. Allí también recorrió las instalaciones del Station F, estuvo en mesas donde se habló de economía naranja y siguió acompañando al Presidente en su comisión por la capital francesa.

También fue a Barcelona en ese mismo mes y volvió a París para más “reuniones bilaterales”. El año acabó con una nuevo periodo de sesiones, de la CIDH, en Washington D.C., del 3 al 7 de diciembre.

En 2019 completó los 15 viajes internacionales que hizo durante su permanencia en la Consejería. Ese año estuvo en Ginebra, en la Haya, tuvo más reuniones bilaterales en Washington, fue a Jamaica, participó en un seminario en París, volvió a Ginebra y otra vez estuvo en Washington.

Viajar es viaticar

La W revisó también el decreto 1013 de 2019 del Departamento Administrativo de la Función Pública, el cual establece la escala de viáticos para los cargos del Estado. En la norma se establece que un Consejero Delegado, como lo fue Barbosa, recibía en promedio 780 mil pesos por un día de viaje dentro del país. Ese valor no incluye tiquetes.

Por los viajes internacionales les dan 500 dólares, cuando son a Estados Unidos y 640 dólares si son a Europa. Eso significa que, por ejemplo, cuando estuvo 5 días en New York, del 22 al 27 de septiembre de 2018, habría recibido 2.500 dólares de viáticos, que equivalen a más de 9 millones de pesos colombianos.

Francisco Barbosa cambió el nombre de la Consejería de Derechos Humanos y le agregó el “Asuntos Internacionales”, fuentes extraoficiales consultadas por la W aseguran que lo hizo, entre otras cosas para poder viajar más. Además la mayoría  de viajes que hizo dentro del país los incluyó en la estrategia “los derechos en los territorios”. Casualmente hoy su estrategia en la Fiscalía es “la Fiscalía en los territorios” y dentro de ella enmarcó su reciente y polémico viaje a San Andrés.

Resultados de sus viajes

Estos viajes también se justifican como parte de su labor como consejero delegado de la Presidencia, pero en los resultados frente a la ejecución de políticas públicas para promover la defensa y protección de los derechos humanos poco se vieron.

Un ejemplo es que en una de sus visitas a Ginebra y a París se comprometió con el relator especial de Naciones Unidas, Michel Forst a invitarlo de nuevo al país para terminar su informe sobre la implementación del proceso de paz en Colombia, pero según una entrevista que Forts le dio al periódico El Tiempo, Barbosa no cumplió esa promesa.

Otros organismos como la OEA, la ACNUDH y Human Rights Watch también han rajado a Colombia en sus más recientes informes que hablan de temas como la protección de líderes sociales, reclutamiento de menores, entre otras cosas. A pesar de los tantos viajes de gestión que realizó Barbosa por el país y el mundo, revisamos informes de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Indepaz, la organización Somos Defensores y del Instituto Kroc -organismo internacional encargado de verificar la implementación del proceso de paz- y todos concluyen que 2019, (justo cuando el actual  fiscal estuvo en la oficina de DD. HH.), fue el año en el que más crecieron los cultivos ilícitos, aumentaron los asesinatos de líderes sociales y de excombatientes de las Farc, se incrementaron las amenazas a defensores de derechos y se recrudeció la violencia en los territorios.