Escuche ahora

Sigue La W

Con Juan Pablo Calvás


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

No hay ninguna objeción de la Contraloría sobre la licitación del metro: Claudia López

La alcaldesa de Bogotá señaló que el informe del organismo de control tiene que ver con la empresa Metro y que las advertencias serán atendidas.

Claudia López. Foto: Colprensa

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, se refirió al informe de la contraloría general acerca del metro de Bogotá, en el que se advierte de seis hallazgos administrativos, uno de ellos con incidencia disciplinaria y uno para Indagación preliminar.

La alcaldesa aseguró que se acogerán las advertencias, pero recalcó que la Contraloría no hace referencia al proceso de licitación de la primera línea del Metro de Bogotá. 

"No hay ninguna objeción sobre el proceso de licitación, son objeciones relacionadas sobre el funcionamiento de la empresa Metro, en otro tipo de consultoras y decisiones, en todo caso nos preocupa", dijo la alcaldesa. 

Y agregó: "más que preocuparnos nos vamos a ocupar de atender esas advertencias y ver cómo se pueden solucionar para remediar cualquier error que pudiera haber en el pasado". 

Las advertencias de la Contraloría son:

1. Debido a que no se guarda relación directa entre lo establecido en el POT respecto a la PLMB y la licitación que dio origen a la escogencia del contratista puede generarse sobrecostos.

2. El proceso de adquisición predial no garantiza que los predios adquiridos están ubicados sobre el trazado definido en el POT vigente generando diferencias que podrían convertirse en pagos innecesarios.

3. No se cuenta con una evaluación completa del costo total del proyecto que incluya los estudios y gastos realizados anteriores a la determinación de hacer el metro elevado.

4. En cuanto a los pagos previstos durante la construcción se detectó que en el componente D correspondiente a Precios Unitarios, Desvíos, Redes e Intersecciones, se hace referencia a los posibles desvíos, cambio de redes e intersecciones que puedan llegar a necesitarse durante la fase de construcción del Metro, dado que las necesidades de este componente son inciertas, se estableció un precio unitario a ser cancelado por obra requerida, y se determinó un presupuesto de $334 mil millones, para los cuales la interventoría debe tener un estricto control para no aprobar obras innecesarias. En caso de sobrepasar el monto presupuestado, el Distrito debe aprobar las obras adicionales y conseguir nuevos recursos para cubrir el faltante.