Escuche ahora

Peláez y De Francisco En La W

Con Martín de Francisco y Hernán Peláez.


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Denuncian que civiles reciben pagos de narcotraficantes para agredir al Ejército en Cauca

Así lo afirmó el representante Christian Garcés, quien señaló que interpondrá una denuncia en la Fiscalía por presunta financiación y organización ilegal de asonadas.

Los enfrentamientos entre civiles y el Ejército han dejado varias personas heridas. Foto: Cortesía

Tras los hechos que se han registrado en la vereda El Turco, corregimiento de Mondomo, municipio de Santander de Quilichao, Cauca, el representante a la Cámara, Christian Garcés, aseguró que denunciará en la Fiscalía la presunta financiación y organización ilegal de asonadas.

El congresista dijo que solicitará que se generen mecanismos para que las autoridades, gobernadores indígenas, campesinos y la comunidad denuncien las presiones que grupos armados residuales y bandas de narcotraficantes ejercen en la población civil.

Le puede interesar: Citan a primera audiencia en la demanda de elección del personero de Popayán

“(…) Narcotraficantes y cocaleros instalados en cercanías a las comunidades indígenas, convocaron y transportaron personas de otros municipios del Cauca para organizar una asonada contra los efectivos de Ejército y Policía que adelantaban tareas de erradicación”, señaló el representante en un comunicado.

Asimismo, sostuvo que de acuerdo a información entregada por la comunidad y el Batallón de Infantería Número 8 Batalla de Pichincha, los narcotraficantes habrían establecido una alianza criminal con la estructura Dagoberto Ramos, disidencia de las Farc, para que esta columna hostigue a los uniformados que adelantan las labores de erradicación en cinco veredas.

“Entregaré personalmente la denuncia al fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa. Esperamos que las autoridades logren esclarecer lo que está pasando en esta zona”.

Pagos ilegales

Garcés aseguró que información del Ejército y la Alcaldía de Santander de Quilichao señala que las personas que impidieron la acción de la Fuerza Pública actuaron bajo presunta presión y financiación de actores ilegales, y no hacen parte de resguardos indígenas del sector.

“Según el reporte que recibimos, los protagonistas de la asonada fueron cerca de 400 personas que habrían sido transportadas desde otros municipios en tres “chivas”, y presuntamente recibieron 100 mil pesos y almuerzo por interferir el operativo de los militares”.

Además, denunció que el pasado domingo, un grupo de manifestantes que impidió el trabajo de los militares, habría hecho una fiesta con abundante consumo de licor para celebrar la retirada de las tropas.

El congresista pidió la intervención de la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría y la Fiscalía para atender las denuncias de las comunidades que no han podido hacer públicas por temor a represalias de grupos armados.

Choques

Es de recordar que en esta zona se han presentado fuertes enfrentamientos entre los manifestantes que se oponen a las labores de erradicación y militares que incluso han hecho disparos en medio de las asonadas. Varias personas han resultado lesionadas. 

Lea además: Nuevos choques entre civiles y Ejército dejan ocho heridos en Cauca

El Ejército Nacional informó que los trabajos iniciaron el 1 de julio y pretenden llegar a las veredas El Turco, Tres Quebradas, Nueva Colombia, Las Vueltas, y Agua Blanca en ese municipio del norte del Cauca.

Líderes de los cultivadores de coca aseguraron que no permitirán que se erradiquen los cultivos, y exigieron que el Gobierno Nacional cumpla los acuerdos de sustitución voluntaria.