Escuche ahora

Sigue La W

Con Juan Pablo Calvás


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Sayco toma decisiones de operación frente a restaurantes durante la pandemia

La sociedad tendrá en cuenta el porcentaje de ocupación (aforo) decretado por las autoridades, para la fijación de la tarifa a pagar.

La W conoció una carta enviada al presidente de Acodrés (gremio nacional de restaurantes), Henrique Gómez, por parte de Sayco. Foto: Getty Images

Tras las múltiples denuncias que se hicieron en La W acerca de la operación de Sayco y su cobro injustificado de tarifas a hoteles, restaurantes, locales comerciales, entre otros, y su poca garantía a autores y compositores, La W conoció una carta enviada al presidente de Acodrés (gremio nacional de restaurantes), Henrique Gomez, por parte de la compañía. 

La misiva, firmada por Ingrid Escalante, directora ejecutiva de Sayco Acinpro, toma cuatro decisiones de cara a los restaurantes: primero, que a los establecimientos que no han cancelado la licencia para el presente año, solo se les liquidará la tarifa por los meses en los que han funcionado y no se tendrán en cuenta los meses que por motivo de la cuarentena sus negocios han estado cerrados. 

Segundo, que Sayco tendrá en cuenta para los establecimientos que aún no han pagado, el porcentaje de ocupación (aforo) decretado por las autoridades, para la fijación de la tarifa a pagar.

Tercero, para los establecimientos que ya pagaron los derechos por el año 2020, y que han tenido sus negocios cerrados, la licencia emitida se extenderá, al reinicio de actividades, por el mismo tiempo en los que duró el cierre, es decir, la licencia mantendrá sus efectos jurídicos por el tiempo adicional que representó la imposibilidad en el desarrollo de las actividades empresariales.

Y cuarto, los establecimientos que ya pagaron el año 2020 a Sayco, y que cerraron su negocio de manera definitiva, deberán solicitar mediante derecho de petición la devolución proporcional por el tiempo de licencia efectivamente no utilizado, aportando el certificado de cancelación del establecimiento expedido por la Cámara de Comercio del lugar de funcionamiento.