Internacional

¿Qué es Partygate, la polémica de Boris Johnson por la que piden su renuncia?

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, tendrá que justificar unas multitudinarias fiestas que habría celebrado en los confinamientos del 2020 por el COVID-19.

LONDON, ENGLAND - NOVEMBER 27: Prime Minister Boris Johnson speaks during a press conference after cases of the new Covid-19 variant were confirmed in the United Kingdom on November 27, 2021 in London, England. UK authorities confirmed today that two cases of the new Omicron Covid-19 variant, which had prompted a flurry of travel bans affecting several countries in Southern Africa, were found in the UK. (Photo by Jeff Gilbert - Pool/Getty Images) / Pool

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, se encuentra hoy bajo presión para justificar la celebración en mayo de 2020, durante el primer confinamiento, de una multitudinaria fiesta en el jardín de su residencia y despacho oficiales en Downing Street, a la que presuntamente él mismo asistió con su esposa.

Este evento se suma a otros organizados en la sede gubernamental durante los dos periodos de encierro en 2020, que fueron destapados por la prensa y que ahora investiga la alta funcionaria Sue Gray, que determinará si el Gobierno británico rompió las estrictas normas impuestas para contener la pandemia.

Estas son las fechas en las que pudo haber infracciones y las que fueron denominadas como Partygate:

  1. 15 mayo: una foto muestra al primer ministro y su personal con botellas de vino y una tabla de quesos en el jardín de Downing Street. Cuando se le preguntó al respecto, Johnson dijo: “Estas personas estaban en el trabajo hablando de trabajo”.
  2. 20 mayo: Un centenar de personas fueron invitadas por correo electrónico por el secretario de Johnson, Martin Reynolds, a asistir a una fiesta con bebida y comida ligera en los jardines de la sede gubernamental, ha informado el canal ITV. Varios testigos han confirmado a la cadena pública BBC que el líder conservador y su esposa, Carrie, estuvieron en el evento, junto con una treintena de colegas. Johnson no se ha pronunciado.
  3. 13 noviembre: Varias fuentes han asegurado a la BBC que parte del personal de Downing Street participó en un encuentro con Carrie Johnson en el piso donde vive la pareja. Un portavoz ha negado que este acto tuviera lugar.
  4. 27 noviembre: se celebró un acto de despedida para el asesor Cleo Watson, donde los asistentes bebieron y Johnson pronunció un discurso, según la prensa.
  5. 10 diciembre: el ministerio de Educación ha confirmado que reunió a los empleados para agradecerles su trabajo y el personal trajo comida y bebida.
  6. 14 diciembre: el Partido Conservador ha admitido que hubo un encuentro “no autorizado” en su sede en el centro de Londres organizado por el equipo del candidato conservador a la alcaldía, Shaun Bailey, que posteriormente dimitió de su cargo al frente de la comisión de crimen y policía de la Asamblea del consistorio.
  7. 15 diciembre: numerosas fuentes han dicho a la BBC que se organizó un concurso navideño para el personal de Downing Street. Una foto publicada en el “Sunday Mirror” muestra a Johnson sentado entre dos colegas. Él niega que se incumplieran las normas.
  8. 16 diciembre: el ministerio de Transportes se ha disculpado por una fiesta celebrada en esa fecha en sus dependencias.
  9. 18 diciembre: el “Daily Mirror” publicó que se había celebrado una fiesta navideña, lo que el Gobierno negó. Sin embargo, un vídeo obtenido por ITV muestra a la entonces secretaria de prensa, Allegra Stratton -que ya ha dimitido-, bromeando sobre este presunto evento.

Los británicos creen que Boris Johnson debe renunciar

La mayoría de británicos cree que el primer ministro, Boris Johnson, debería dimitir, indican varios sondeos publicados hoy, después de confirmarse que en mayo de 2020, durante el primer confinamiento, se organizó una fiesta multitudinaria en el jardín de su residencia y despacho oficiales en Downing Street, a la que presuntamente asistieron él y su esposa. Dicha polémica fue denominada por la prensa como el Partygate.

Una encuesta realizada por Savanta ComRes entre 1.040 adultos después de que anoche el canal ITV informó de este evento convocado por el secretario del jefe del Gobierno, Martin Reynolds, señala que un 66% de los entrevistados -y un 42 % de los votantes conservadores- considera que Boris Johnson debe dejar su cargo.

Un 65% opina que Reynolds, que invitó por correo electrónico a un centenar de colegas para tomar algo en la sede gubernamental “aprovechando el buen tiempo”, también ha de abandonar su puesto.

Otro sondeo de YouGov para Sky News difundido hoy señala que un 56% piensa que Johnson tiene que dimitir por el Partygate, mientras que un 27 % dice que ha de seguir al frente del Ejecutivo y un 17 % está indeciso.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad