Sigue La WSigue La W

Actualidad

Desastre ambiental por explotación minera en Casanare

En Sigue La W, el líder social Fernando Guio habló sobre el desastre ambiental por explotación minera en un pozo de petróleo.

Michael Dunning

Habitantes de zona rural del municipio de Orocué, departamento de Casanare, denuncian que por la exploración y explotación de un pozo de petróleo se ha visto afectado el medioambiente. Entre los efectos negativos se evidenció la presencia de una sustancia pegajosa y contaminante en el agua, además, los suelos empezaron a tornarse desérticos por lo que ahora es imposible cultivar en este lugar.

El líder social, Fernando Guio, quien denunció esta situación, habló en Sigue La W sobre la problemática asegurando que los habitantes y los animales se han visto afectados.

La empresa Parex realizó las operaciones en el 2018, no obstante al no encontrar petróleo dejaron el pozo Cocoa abandonado, pero con el tiempo las condiciones del medio ambiente se vieron afectadas.

“Decidí denunciar este caso porque en este momento se están afectando unas 400 hectáreas. También afecta el camino por donde corre el agua cuando llueve porque esta llega a un caño”, explicó el líder.

En cuanto a los animales, señaló que ya no se ven y los peces están sufriendo las consecuencias “porque se les cae la piel y mueren”.

De acuerdo con Guio, el terreno está generando un olor a hierro. Sin embargo, mencionó que la petrolera ha hecho tres visitas y aseguran que no hay presencia de anomalías.

Lea también:

“Ellos han realizado estudios y aseguran que todo está normal, pero los lugareños nos comentan que antes de la explotación el agua era cristalina, ahora está pegajosa y ha empeorado”, añadió.

Por su parte la petrolera Parex aseguró, a través de un comunicado, que “realizó operaciones de perforación en un predio, todo bajo los acuerdos de servidumbre y en estricto cumplimiento de la normatividad y licencias ambientales. Infortunadamente el pozo perforado no encontró presencia de hidrocarburos, por lo cual se procedió inmediatamente a abandonar el pozo y desmantelar el área intervenida, todo también dentro de la normatividad de hidrocarburos y ambiental correspondiente”.

Y añaden: “Es evidente que el señor Ortega manifiesta anomalías en algunas áreas de su terreno de 478 hectáreas ante lo cual Parex procedió a ordenar la realización de tres monitoreos con dos compañías certificadas independientes, las cuales también arrojaron como resultado la no presencia medible de hidrocarburos. La autoridad ambiental en cabeza del ANLA ha realizado en el mismo periodo dos visitas al área encontrando todo ajustado a la norma y ciertamente sin anotar presencia de hidrocarburos”.

Por último, teniendo en cuenta la denuncia, mencionaron que realizarán una cuarta visita para revisar y determinar si encuentran o no anomalías.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad