Escuche ahora

Vidas W

Con Equipo W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Más de 650 sacerdotes se reúnen en Chiquinquirá para disputar un campeonato de fútbol

El alcalde de Chiquinquirá, César Augusto Carrillo, entregó las llaves de la ciudad a monseñor Elkin Fernando Álvarez, secretario general del Episcopado.

Chiquinquirá habilitó cuatro escenario deportivos para el evento. . Foto: Colprensa

Además de los 652 sacerdotes de 32 regiones del país, representantes de Ecuador, Perú y Venezuela hacen parte del certamen copa de la Fe en su versión número seis en el municipio de Chiquinquirá.  

Los religiosos además de oficiar y escuchar eucaristías durante estos días, en la capital Mariana, también celebrarán muchos goles, en un evento en el que se esperan más de 3000 personas.

Durante el evento, también estuvieron presentes las autoridades civiles, militares y de policía de la región, animados por monseñor Luis Felipe Sánchez, obispo de Chiquinquirá y fray Carlos Mario Alzate, rector del Santuario Mariano Nacional de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá.

"Tenemos habilitados cuatro escenario deportivos: el estadio primero de septiembre, la cancha del batallón de infantería número 2 Sucre, la cancha del pío Alberto Fierro Peña y por supuesto el escenario de la UPTC", explicó el alcalde de Chquinquirá, César Carrillo.     

Es de precisa que la sexta Copa de la Fe, es un evento de la Conferencia Episcopal de Colombia que este año organiza la diócesis de Chiquinquirá y la comunidad de los Frailes Dominicos, con el apoyo de las autoridades.

Por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Óscar Urbina, quien participa en el Sínodo de la Amazonía, envió desde Roma un mensaje en el que saludó a los presentes y pidió al pueblo colombiano mucha oración por el Papa Francisco y por los participantes en el Sínodo.

Así mismo, 32 niños chiquinquireños, con atuendos típicos boyacenses, entregaron igual número de arbolitos a las autoridades de la ciudad para que se siembren y crezcan como regalo de la Copa de la Fe 2019.