Sigue La WSigue La W

Actualidad

Hemos mantenido financiación muy baja para la ciencia: equipo de empalme de Petro

Irene Vélez-Torres, integrante del equipo de empalme de ciencia del gobierno de Gustavo Petro, Lisbeth Fog Corradine, periodista científica, y Moisés Wasserman, bioquímico y académico colombiano, conversaron en Sigue La W sobre la importancia de la ciencia en Colombia.

Irene Vélez-Torres, integrante del equipo de empalme de ciencia del gobierno de Gustavo Petro, en diálogo con Sigue La W. Foto: Redacción W Radio

A propósito de un documento que presenta la política de ciencia y tecnología del presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, se desataron críticas sobre lo que significa la “ciencia hegemónica”. En Sigue La W conversaron expertos y una integrante del grupo de empalme del próximo gobierno.

De acuerdo con Irene Vélez-Torres, integrante del equipo de empalme de ciencia del gobierno de Gustavo Petro, uno de los retos es asegurar la inversión necesaria para los proyectos de ciencia, innovación y tecnología.

Lea también en La W:

¿Qué dice el empalme de Petro?

Para Irene Vélez-Torres, integrante del equipo de empalme de ciencia del gobierno de Gustavo Petro, se trata de una propuesta que incluye a distintos académicos para pensar la ciencia en el contexto de una hegemonía.

“Una ciencia que puede tener diferentes aplicaciones y que nosotros veíamos, es que se ha aplicado de una forma que no permite cuidar el planeta, no permite resolver brechas de inequidad. Entonces sí hay unas formas de ver y hacer la ciencia que no nos han permitido dar el salto a la justicia ambiental y social”, explicó Vélez-Torres sobre lo que significa la “ciencia hegemónica”.

Pese a las críticas de algunos académicos, indicó que el sentido del documento era hacer una crítica a la forma en la que se ha aplicado la ciencia y que exista un “impacto social”. Además, desde la comunidad científica se ha criticado la mención del objeto y la labor de los investigadores.

“Sabemos que necesitamos laboratorios más robustos, centros de investigación, parques de conocimiento, incubadoras para hacer transición al sector productivo y entendemos que algo distinto es la política científica. El tema de la apropiación social del conocimiento quedó algo como accesorio”, respondió.

En la academia también se criticó el especial interés por la publicación. “Lo perverso no es que los profesores quieran publicar, si tuviéramos mejores salarios de enganche, no tendríamos la presión de publicar”, explicó la representante del equipo de empalme de Petro.

Finalmente coincidió con la comunidad científica en pedir mayor inversión en el sector, pues la ciencia es una de las áreas que menor presupuesto recibe en los gobiernos.

“Hemos mantenido una financiación muy baja para actividades de ciencia y tecnología, hemos sido el que menos presupuesto ha recibido, esperamos que el gobierno de Gustavo Petro y Francia Márquez, que nos está proponiendo una sociedad del conocimiento, ese presupuesto vaya subiendo poco a poco, ese es el desafío que tenemos”, dijo.

Las críticas de la academia a la “ciencia hegemónica”

Lisbeth Fog Corradine, periodista científica, profesora de la maestría en Periodismo Científico de la Universidad Javeriana y editora general de la revista de divulgación científica de la misma universidad, aseguró que se necesita “democratizar la ciencia” para que los conocimientos sean aplicables a una mejor calidad de vida.

“Hoy en día hablamos de la apropiación social del conocimiento, la generación de nuevo conocimiento también la hacen los campesinos, hay que verificar y la ciencia occidental es la que lo verifica”, aseguró.

Por su parte, Moisés Wasserman, bioquímico y académico colombiano, también criticó los planteamientos de dicho documento.

“Empieza planteando que la ciencia es una amenaza para la gente y hace afirmaciones exóticas como que la ciencia ha generado hambre, me gustaría que se sustentara con datos porque es de lo más exótico que he oído”, dijo.

También se refirió a la labor de los científicos y defendió el camino que abre la ciencia para las comunidades.

“A la ciencia le echan la culpa de que haya científicos tramposos, aplicaciones incorrectas y son ámbitos diferentes, creo que hay que diferenciarlas porque no diferenciarlas genera palos en la rueda y retrocesos”, expresó.

Sobre la aplicabilidad de la ciencia, dijo: “mayoritariamente se hace en universidades, pero los proyectos salen al campo a demostrarlo. Cuando hacen una modificación genética tiene que ser estudiada en campo, pero no conozco casos en que las universidades estén aisladas, separadas de la realidad, desprendidos de las comunidades”.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad