Actualidad

Salvador Arana aseguró que no tiene bienes para entregar y reparar a las víctimas

El exgobernador de Sucre, contrario a lo argumentado por algunas víctimas como Juan David Díaz y Ketty Paternina y la demanda de divorcio que le interpuso su esposa, afirmó que tampoco puede disponer de esos predios en disputa legal.

Salvador Arana, exgobernador | Foto: Colprensa

Salvador Arana, exgobernador | Foto: Colprensa

La W conoció el oficio que remitió el exgobernador de Sucre, Salvador Arana, a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en el que respondió a la orden dada por ese tribunal en la cual le había pedido que entregara un inventario de sus bienes, con el fin de reparar a las víctimas. Arana Sus afirmó que no tiene bienes para entregar.

Lea también:

El exgobernador aseveró que debido a la condena que purgó en la cárcel y que le impidió trabajar, así como el hecho de que siempre estuvo al frente de la manutención de su familia, su patrimonio menguó, por lo cual no tiene bienes para entregar.

Añadió asimismo, que los bienes que están en medio de un proceso de divorcio con su esposa, tales como dos apartamentos en Barranquilla (uno de ellos adquirido llamativamente en 2009 cuando ya estaba privado de la libertad y se le había ordenado reparar con $2.000 millones a las víctimas, lo cual no ocurrió) y dos vehículos, no pueden ser entregados a la JEP por cuenta de que están inmersos en medio de ese proceso legal.

Cabe recordar que en la demanda su exesposa Samia Isaac Tatis afirma que Arana le ha comunicado que esos bienes son de él y debe entregárselos.

“...le dice que no tiene derecho a nada porque él fue quien más aportó, que los bienes que le ayudó a conseguir y a mantener debe entregárselos porque solo le corresponde a él, para que le pueda dar el divorcio, lo que es totalmente injusto, ilegal e inaceptable. E igualmente manifiesta Samia que nunca la tuvo en cuenta para sus negocios, procesos y malas decisiones y las pocas veces que lo aconsejó no le prestó atención” dice el documento de divorcio de Samia Isaac Tatis.

La declaración de Arana ante la JEP en la que aseguró que no tiene bienes para reparar a las víctimas, vino acompañada de una solicitud de tener un acercamiento precisamente con las víctimas, con el fin de que por medio de la oficina restaurativa “se genere un espacio de diálogo entre las víctimas y el compareciente, con el debido acompañamiento psicosocial, a fin de dar continuidad a la ejecución del proyecto de reparación”.

“Aprovecho la ocasión, para reiterar mi compromiso perenne con los fines de la JEP, especialmente, el de reparación a las víctimas, conforme al proyecto que para tal efecto fue sometido a su consideración y avalado por Ministerio Público y la JEP, conforme fue ajustado a los requerimientos que en múltiples ocasiones solicitaron las distintas víctimas” afirmó el exgobernador ante la jurisdicción.

Todo esto, como respuesta a la solicitud elevada por víctimas como Ketty Paternina, en la que habían pedido la exclusión de Salvador Arana del sistema transicional, al asegurar que busca incumplir su compromiso de aportar a la reparación de las víctimas, y particularmente, mediante bienes que aparecen a nombre de su esposa, pero teniendo en cuenta lo que ella plantea en la demanda de divorcio, pareciere que no tuviera la solvencia para adquirirlos en su momento.

Arana Sus, además, dijo a la JEP que la filtración de todos los hechos relacionados con el proceso de divorcio, por personas “malintencionadas”, puede generar afectaciones emocionales a sus hijos: “Les puede traer sensación de pérdida, confusión y preocupación. Pero también involucró, maliciosamente y de manera indebida, el nombre de terceros y situaciones ajenas al interés procesal de las víctimas”.

Frente a esta respuesta de Salvador Arana a la JEP, Juan David Díaz, hijo del exalcalde Eudaldo Díaz (asesinado por el paramilitarismo), afirmó que el exgobernador se presenta como una “pobre viejecita” ante la Jurisdicción, y lamentó que asegure que no tiene bienes para reparar a las víctimas: “llama la atención que la sentencia condenatoria del 2009 por parte de la Corte Suprema de Justicia, lo condenó a pagar más de 2.000 millones de pesos al estado, entonces es válido preguntar: ¿por qué la justicia no le quitó esos bienes para cumplir con la sentencia”.

Juan David Díaz afirmó que seguirá solicitando la expulsión del exgobernador de Sucre asegurando que “se burla de las víctimas” por medio de “sus poquitas verdades a medias y su reparación burlesca”. El hijo del exalcalde Díaz calificó además como “miserable” el proyecto restaurativo que propuso Salvador Arana ante la jurisdicción, compuesto por unos cultivos de 10 hectáreas y unos talleres de capacitación, según lo que ha podido conocer.

Normas >

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad