Actualidad

Aumenta el desplazamiento forzado y el confinamiento en Colombia en 2024

De acuerdo con un informe de la OCHA, el desplazamiento forzado aumentó en un 37%, mientras que el confinamiento incrementó un 166% en comparación con el mismo período del año anterior.

Imagen de referencia de desplazamiento forzado. Foto: Eitan Abramovich / Getty Images

Imagen de referencia de desplazamiento forzado. Foto: Eitan Abramovich / Getty Images / EITAN ABRAMOVICH

En su más reciente informe, la Oficina de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) alertó que, durante el primer trimestre del año, la violencia perpetrada por los grupos ilegales desencadenó un aumento significativo en el número de personas afectadas por el confinamiento y el desplazamiento forzado en Colombia.

Más información

Esta escalada se atribuyó principalmente a los continuos enfrentamientos entre estos grupos, así como a la decisión del presidente Gustavo Petro de suspender el cese al fuego bilateral con las disidencias de las Farc, lideradas por alias ‘Iván Mordisco’, en marzo de 2024.

Por una parte, el número total de personas confinadas en el país aumentó un 166% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Más de 44.700 personas y 11.400 familias se han visto obligadas a restringir severamente su movilidad debido a enfrentamientos entre los grupos armados, amenazas, incursiones en sus territorios, control social entre otros factores.

Frente a las zonas más afectadas, la Oficina señaló que este fenómeno ha sido especialmente notable en las regiones del Pacífico, Amazonía y Magdalena Medio. En estas locaciones, se han confinado 38.055 personas, lo que representa un incremento del 147% en estas áreas, en comparación con el primer trimestre de 2023.

Entre las personas damnificadas, un 48% pertenece a poblaciones indígenas, seguido de un 8% de niños y niñas, otro 8% de comunidades afrodescendientes, y un 5% de hombres y mujeres, respectivamente. Estas cifras reflejan la creciente vulnerabilidad de las comunidades étnicas frente a la violencia.

Por otro lado, el desplazamiento forzado masivo también ha aumentado significativamente, con un incremento del 37% respecto al mismo periodo del año anterior. Un total de 18.887 personas y 7.400 familias se han visto obligadas a dejar sus hogares debido a la intensificación de los enfrentamientos, amenazas y combates entre los grupos ilegales. La región pacífica ha sido la más afectada, con Nariño liderando el número de desplazados, aportando el 64% del total.

De acuerdo con el informe, estas situaciones han provocado un daño cultural significativo, impidiendo la realización de prácticas tradicionales y debilitando las estructuras de gobierno propio debido a las amenazas a líderes y autoridades tradicionales.

Finalmente, la OCHA aseguró que el conflicto armado continúa impactando de manera desproporcionada a las comunidades étnicas, afectando su acceso y relación con sus territorios, así como sus prácticas culturales.

Normas >

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad