Actualidad

JEP rechaza a “reclutador” de falsos positivos para Gaula de Montería por falta de verdad

La Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la Jurisdicción Especial para la Paz ademas le negó a Pablo Enrique Mejía Vásquez el beneficio de libertad transitoria, condicionada y anticipada.

Falsos positivos. Foto: Getty Images / Gerardo Gómez

Falsos positivos. Foto: Getty Images / Gerardo Gómez

La JEP excluyó y envió de vuelta a la justicia ordinaria al reclutador de falsos positivos, Pablo Enrique Mejía, debido a su falta de aporte a la verdad.

Los magistrados consideraron que no contribuyó a develar el patrón y los modus operandi de las ejecuciones extrajudiciales perpetradas por miembros del Ejército, concretamente del Gaula Militar de Montería ni a ubicar los cuerpos desaparecidos de las víctimas directas.

Le puede interesar

Mejía Vásquez no ostentaba la condición de miembro de la fuerza pública, sino que por el contario era un civil que, actuando de manera conjunta con miembros del Ejército Nacional, contribuyó a la materialización de los delitos y fue condenado a 37 años de cárcel por los hechos ocurridos el 19 de mayo de 2007, cuando miembros del Grupo Gaula Córdoba del Ejército Nacional asesinaron a Ricardo Antonio Molina Osorio y Ronald de Jesús Berdugo Molina en la vereda La Cumbia del municipio de Tierralta, Córdoba, y los presentaron como bajas en combate.

Mejía, quien tenía un vínculo de vecindad y amistad con Ricardo Antonio Molina Osorio, fue contactado por un hombre identificado como alias ‘El Chino’, quien le ofreció $100.000 a cambio de reclutar personas para trabajar supuestamente con un grupo de Autodefensas. Mejía le transmitió esta propuesta a Ricardo, quien aceptó conocer más sobre la oferta.

Aunque Mejía afirmó no saber que sus acciones llevarían al asesinato de Ricardo y Ronald, la JEP determinó que sus contribuciones a la justicia transicional eran insuficientes.

Por ello, se decidió mantener su condena y trasladar su caso nuevamente a la jurisdicción ordinaria.

Para la JEP, sus esfuerzos estuvieron encaminados a controvertir la sentencia en su contra, lo cual permite inferir que no habría mayores avances en verdad y reparación.

Pero además, los restos mortales de las víctimas siguen desaparecidos porque no brindó información alguna sobre ello.

Así las cosas, el proceso penal de Pablo Enrique Mejía Vásquez volverá a la justicia ordinaria y será manejado por el Juzgado Cuarto de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Popayán.

Normas >

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad