Escuche ahora

Primera Hora

Con Jefferson Mejía


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Alejandra Azcárate, todera en la industria del entretenimiento, es #UnaMujerW

La conocimos haciendo radio juvenil, su genialidad se ha visto reflejada año a año, ahora anda por Europa llenando teatros y sin alimentar el ego, solo haciendo lo que le gusta

Alejandra Azcárate, todera en la industria del entretenimiento, es #UnaMujerW. Foto:

Soy Alejandra Azcárate, tengo 8 años emocionalmente, aunque mi cédula dice 41, mi profesión es todera en la industria del entretenimiento.

 La Azcárate no tiene filtro. Algunos la condenan por eso, y otros la admiran por lo mismo.

“Ha sido una gran ventaja, que a la vez me ha traído problemas, por supuesto, antes creo que tenía una mayor dificultad para identificar o separar la imprudencia de la insolencia, siendo la primera una causal de molestia colectiva y la segunda una delicia provocadora. Hoy en día creo que el gran cambio que he tenido a nivel interno es el hecho de no pretender, o buscar, o necesitar tener la razón, ya no me interesa, prefiero de forma generosa y bondadosa dársela a otra persona y ahorrarme el dolor de cabeza. Sin embargo, no negocio con mis principios, mi criterio o mis opiniones, pero hoy en día procuro buscarle gracia a la desgracia”, asegura Alejandra Azcárate.

La verdad, más bien poca desgracia. Empezó en radio juvenil y su show le ha significado miles de aplausos tanto en Viña del Mar como en algunos de los escenarios más exigentes de Europa.

“Cuando empecé muy peladita, recién graduada de la universidad en Boston, a hacer radio juvenil, no tenía ni idea qué quería, ni para donde iba, y creo que eso es algo que conservo hoy en día y me parece fantástico, porque no soy una mujer de propósitos estrictos, ni de metas fijas. Dentro de todo ese marco nació un personaje que es “La Azcárate” que siempre lo encomillo, que es una mujer a través de la cual me he podido expresar y comunicar. Y eso me ha abierto la puerta para entrar a la radio, prensa y televisión y poderme poner de pie frente a un escenario frente a 30 mil personas en el pánico más absoluto y haberme puesto a prueba, haber luchado y vencido el peor monstruo que uno tiene que es su propio miedo”, cuenta La Azcárate.

Para Alejandra buena parte de su éxito está en la disciplina en la que ha construido su obra.

“Yo pienso que lo que uno determina es su estilo y el mío ha estado centrado en el rigor absoluto en el contenido escrito, esa ha sido la base de toda mi estructura, la responsabilidad a la hora de redactar cada una de las 77 páginas de este texto, para lograr que la gente se ría no a mi lado, sino de ellos mismos junto a mí”, dice Alejandra.

Y si alguien la ha hecho reír ha sido su esposo:

“Una noche un hombre que se llama Miguel Jaramillo me dijo que me amaba, que no quería buscar a nadie más, que en realidad yo era todo lo que había estado esperando y bueno, pues ese chiste nos ha durado ya 14 años, así que sin duda creo que es el mejor que me han echado en toda la vida”, recuerda Alejandra.

Va por la vida, feliz, exitosa y enamorada, pero ni por esas se atreve a pontificar.

“Yo no doy tips, me aterra, prefiero compartir experiencias y en ese orden le diría a las mujeres e incluso a mí misma, me incluyo por supuesto, es que dejemos de mezclar el amor con el sacrificio, poco o nada tiene que ver un concepto por el otro, que tratemos de apartarnos un poco de la culpa, que no construyamos un proyecto de vida, porque la gran diferencia es que uno caduca y está bajo los límites y el otro puede vivir para siempre y no expira, y eso es la vida misma, sabemos que se va a terminar, lo que no sabemos es cuando. Entonces el único proyecto que deberíamos tener es vivirla, no complacer a los demás, no tratar de llevar un orden de felicidad que está constreñido por los demás, porque lo que me hace feliz a mí no necesariamente debe hacer feliz al otro, entonces pues alegría al cien y tomar decisiones, porque la vida es el resultado no del atino, ni del destino, ni de lo divino, sino de las decisiones que uno tome en su camino, ahí me salió en rima, con ese término”, dice Alejandra.

Alejandra Azcárate, todera en la industria del entretenimiento, es #UnaMujerW