Escuche ahora

Julio Sánchez Cristo DJ

Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

¿Debe ser un delito manipular a los hijos para que odien a alguno de sus padres?

En Partida W del 3 de julio, el abogado de familia, Jimmy Jiménez, y el abogado penalista, Juan Manuel Castellanos, debatieron sobre si manipular a los hijos debe ser un delito.

Jimmy Jiménez y Juan Manuel Castellanos. Foto: Partida WCon Juan Pablo Barrientos

El Síndrome de Alienación Parental o SAP se define como un conjunto de prácticas, que se producen sobre los hijos, cuando un progenitor, mediante distintas estrategias, transforma la conciencia de los niños con objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor.

En Colombia no hay cifras, ni estudios actuales sobre el tema, aunque algunos expertos dicen que está práctica es más común de lo que parece.  Por ejemplo, en 2009,  la Fundación Primero la Infancia dijo que alrededor del 80 por ciento de los procesos de divorcio llevan involucrado este comportamiento de uno de los padres.

Esta práctica es tipificada en otros países, bajo diferentes nombres, como un delito. En Argentina y Brasil es una práctica que puede dar hasta 2 años de prisión. En Bolivia está tipificada como el delito de sustracción de menores y la pena privativa de la libertad puede llegar hasta 3 años. Finalmente, en Panamá y Ecuador las penas pueden llegar hasta 4 y 6 años respectivamente.

El debate sobre si estas prácticas deben tipificarse como un delito en el país llego a los micrófonos de Partida W y fue debatido por el abogado de familia, Jimmy Jiménez, y el abogado penalista, Juan Manuel Castellanos.

El abogado Jiménez dijo que es necesario que los padres o madres que con sevicia manipulen a sus hijos con el objetivo de romper el vínculo con el otro padre debe recibir una sanción. También dijo que hoy en el derecho de familia, en ocasiones, se recomienda a la madre que interponga una acción penal para que su cónyuge vaya a la cárcel y, en esos casos, la consecuencia penal si es un factor disuasivo que evita la comisión de la falta. 

Por otro lado, el abogado Castellanos sostuvo que tipificar una situación como delito no es la solución al fenómeno, además el derecho penal debe ser la última instancia a la que se debe llevar un conflicto. También explicó que en el código penal colombiano hay ciertos delitos que se pueden asemejar al síndrome de alienación parental por lo que no es necesario que se convierta en un hecho punible.