Ciudades

Selecciona tu emisora

Ejército le pagó a ‘El Zarco’ para reclutar falsos positivos a cambio de desmovilización

Sigue La W reveló la confesión de Luis Jhon Castro Ramírez sobre los falsos positivos.

Sigue La W reveló la confesión de Luis Jhon Castro Ramírez sobre los falsos positivos.. Foto: Cortesía

Sigue La W revela la declaración de Luis Jhon Castro Ramírez, exguerrillero del ELN que reclutó jóvenes en el Valle y el Tolima para que fueran asesinados extrajudicialmente. Fue recapturado en España tras negligencia de las autoridades. 

El 28 de octubre de 2011, Luis Jhon Castro Ramírez le confesó a la Fiscalía especializada de Derechos Humanos, que reclutó jóvenes para que militares los asesinaran y los hiciera pasar como bajas dadas en combate, a quienes ponían camuflados y armas tras dispararles a quema ropa. 

Los eventos habrían sido ejecutados en complicidad con miembros de la tropa asignada por el comandante del Batallón Jaime Rooke con sede en Ibagué, Tolima, denominado Pelotón Bolívar 3, Grupo Especial Depredador, Pelotón Córdoba 3 y personal de la Sección Segunda de inteligencia. 

El ‘zarco’ narró cómo inició en el ELN y cómo conoció a integrantes del Ejército, del Gaula e incluso del DAS, quienes les pidieron colaboración para reclutar jóvenes a cambio de otorgarle beneficios por su desmovilización. 

“Díganos desde cuando es o fue miembro del grupo subversivo contestó: como en el año 1994 empecé a delinquir por falta de oportunidad (sic), por venir de una familia de un estrato muy bajo, empecé llevándome motos, hurtando motos, en Cali (…) y por recomendación de don Evelio empecé el ingreso a dicha organización, a él se le llevaban carros con víveres, él nos entregó una pistola 9 mm para que trabajar y ahí empecé con el ELN, nosotros le suministrábamos muchos víveres, muchos vehículos. Cuando regresé de Panamá tomé contacto con un amigo de barrio (…) que se llama Jhony y él en ese tiempo era cabo del Ejército al cual le comenté que yo sabía algo sobre los diputados (…) él medio el teléfono de un compañero de él en el Ejército no me acuerdo el nombre de él… que lo llamara y le contara la información que tenía (…) ahí conocí al Teniente Fernández, y al capitán Santiago de nombre Enríque González y a Julián no sé cómo se llama… con el tiempo, varios años es que vuelvo a ubicar a Julián en el Gaula por el tel. 146, me pone una cita, lo cité para ver si me podía colaborar a buscar a la señora Ermeliza Ascue Fulicue, por una plata que le debía a la organización, ahí fue la primera vez donde yo vi a quien se hacía llamar Mauricio y que luego identifiqué que se llama Uriel o Ariel Busto, de grado Suboficial (…) luego conocí a la señora que hoy día es mi compañera y le conté que yo pertenecía al ELN, y por ella tomé la decisión de desmovilizarme”.

Con la ayuda de un intermediario, Luis Jhon Castro Ramírez conocido con el alias de ‘el zarco’, ‘el mono’ o ‘antoni’, integrantes del Ejército asesinaron a los jóvenes reclutados mediante engaños, en fincas de personas que habían sido víctimas de estafas, extorsiones o secuestros por parte de grupos guerrilleros o paramilitares, a quienes convencían que debían protegerlos de nuevas amenazas. En realidad, estos militares engañaron a los dueños de los predios para rodear las fincas y encontrar una justificación para matar en estos lugares a los jóvenes reclutados por el ‘Zarco’. 

Luis Jhon Castro, según la Fiscalía, “ingresaba con los victimarios o verdaderas víctimas al lugar destinado para ser ultimados en escenas que fueron acomodadas de acuerdo al criterio del combate que surgió cuando desarrollaban el operativo contra supuestos integrantes de la subversión o bandas criminales”. 

“Volví e hice contacto con el Gaula del Ejército y pregunté por Julián o Mauricio, le conté mi intención a Mauricio de desmovilizarme, este me habla del plan de desmovilizados, yo le conté que tenía una orden de captura, me dijo que al momento de desmovilizarme yo quedaba a paz y salvo con el gobierno… pero que para ingresar a ese programa tenía que colaborar y dar mucho información de los milicianos o secuestrados, o de compañeros del monte de la organización (…) Luego después tomé contacto con Manuel, un amigo, quien pertenecía al 30 frente de las Farc, llegamos a un acuerdo de que yo tenía un ecuatoriano que andaba buscando unas volquetas para llevar al ecuatoriano, a este señor lo debía llevar para secuestrarlo y le dije que sí, ahí tomé contacto con el señor del Gaula Mauricio y le pregunté que si esa información le servía, para poderme desmovilizar, me dijo que si (sic), todo se programó para cierto día y Manuel me llevó al sitio donde tenía que llevar al ecuatoriano para secuestrarlo y el (sic) me salía al encuentro con otros bandidos con fusiles y uniformados para (sic) llevárselo, después de haber conocido toda esta información y el sitio preciso se la comunicó al señor Mauricio del Gaula Ejército en Cali; cuatro días antes 

El ‘zarco’ le confesó a la Fiscalía por lo menos 3 episodios en los que seguían la misma estrategia con miembros del Ejército: 

 “En enero me llamó Bustos que él estaba en Ibagué y le pregunté por TTE PÉREZ y me dijo que para Granada, y como ya había conocido al coronel David BUSTOS me decía que le colaborara al coronel porque (sic) él es bien, y me dijo que me ayudaban con los papeles, es cuando bustos me llama y me dice que le colaborara al capitán RIASCOS (sic) RIASCOS se apareció y me pidió colaboración y me dijo que si tenía gente para que hiciera presencia en la zona villa Colombia, en Pance, cualquier zona de los Farallones, yo le dije que sí había gente, me comunico con Bustos y le dije que no iba hacer nada y me dijo venite para Ibagué y yo viaje a Ibagué con ellos al pendiente porque (sic) yo tenía orden de captura, ellos me arreglaban las cosas yo viaje a Ibagué, me instale en un hotel al pie del terminal y yo me hacía llamar de otro nombre y en Ibagué conocí a un señor de nombre Jhon creo que era del das o si no era del DAS era del batallón, ya estamos hablando del siguiente año no? Allá él me presentó el TTE (sic) Niño un mono alto de ojos claros, bustos andaba con Jhon, que si yo tenía gente en Ibagué por el lado del bolchevique del Líbano, se mantenía por Frisbi que es una vereda, era del frente del ELN, que si tenía gente ahí y yo tenía un amigo en Cali que tenía familiar de Ibagué, pero estamos hablando de las afueras de Ibagué saliendo para el Espinal, el último barrio a mano derecha, mi amigo tenía familia ahí, y volví y pregunte de mi desmovilización y me dijeron que les diera otros 2 y me daban la desmovilización, es cuando me contaron que Javier Morales estaba en Pereira, en Ibagué en una bomba de gasolina en una glorieta para coger al Espinal, y el dueño de la bomba de gasolina tenía una finca y ese señor había sido secuestrado por las Farc lo único que supe fue que a ese señor le pidieron el favor (sic) que les dejara entrar tropa (sic) en la finca (sic) porque (sic) al parecer (sic) pretendían secuestrar al señor (sic) por ser dueño de la bomba, la finca y varios buses. Entonces llamé al amigo de Cali, se llamaba alias Grillo, Never fueron (sic) seis todos de Nápoles, academia militar, del sector sur de la ciudad de Cali, los conocí porque robaba con ellos, los llamé que en Ibagué teníamos un secuestro y teníamos para llevarlos. 

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir

W Radio

¿Desea ser el primero en conocer las noticias y los personajes de Colombia y del mundo?