Escuche ahora

Salsa con Estilo

Con Sebastián García y Adriana Bustos


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

En La W, Evo Morales asegura que la OEA se sumó al golpe de Estado

En micrófonos de La W el expresidente de Bolivia manifestó que de lo único que es culpable es de trabajar por su pueblo y expresó su agradecimiento con el Gobierno de México.

Al margen de la continuidad mi único delito ha sido ser indígena presidente y reducir la pobreza: Evo Morales, presidente saliente de Bolivia. Foto: Getty Images

El presidente de saliente de Bolivia, Evo Morales, habló en La W sobre la situación política de Bolivia, su salida de la presidencia del país y su asilo en México.

Morales aseguró que “ayer se consolidó el golpe con la posesión de la presidenta del Senado”. La senadora opositora Jeanine Áñez asumió la Presidencia interina de Bolivia en una sesión parlamentaria con la ausencia de los representantes del oficialista Movimiento Al Socialismo.

Adicional a eso, le envió un mensaje a la Fuerza Pública de Bolivia, “quiero decirle a la Policía que no le metan bala al pueblo, ellos deben proteger la patria”, "La única salida es respetar la democracia".

El exmandatario afirmó que su único propósito fue trabajar por Bolivia, y por eso vio la necesidad de continuar en el poder, porque es la única manera de garantizar un cambio en una nación, "al margen de la continuidad mi único delito ha sido ser indígena presidente y reducir la pobreza. Mi delito fu haber nacionalizado y tratar de  erradicar la pobreza". Y reiteró, que lo que están haciendo en Bolivia es "es destrozar lo que hemos construido. Destruir es muy fácil, lo que cuesta es construir".

De igual forma, dio un detallado relato de lo complicado que fue salir de Bolivia, pues presentó diversos inconvenientes con el despegue, “Yo iba a viajar por Perú, pero se canceló sorpresivamente, entonces necesité ayuda de Argentina, Paraguay y Brasil”.

"México me salvó la vida, porque me enteré que estaban dando dinero para que me entregaran. Me sorprendí, me asusté. Afortunadamente cuando bajé del avión rápidamente me metieron a un carro, porque mis comandantes, por los que tanto trabajé, ahora se convirtieron en mis enemigos, y me estaban esperando con armas. A ellos les digo gracias", puntualizó.

Finalmente se refirió a la acusación de fraude electoral y explicó que “yo tenía mucha confianza con la OEA". Añadió que  "la OEA y cualquiera otro organismo internacional debe respetar la soberanía de los pueblos. Yo le dije que hiciera el reconteo de los votos. Le di la libertad, y ellos no revisaron acta por acta, ellos dieron un informe muy superficial en donde aseguran que “debe haber unas nuevas elecciones”. La OEA se sumó a este nuevo golpe del estado. Les digo a los políticos de América que se cuiden de la OEA.