Escuche ahora

Deportes W

Con Andrés Torres


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Estado reconoció su responsabilidad por crimen del profesor Alfredo Correa

Alfredo Correa fue capturado por el extinto DAS, se le impuso medida de detención preventiva, la decisión fue revocada por la Fiscalía y a los dos meses fue asesinado.

Alfredo Correa . Foto: Twitter Universidad del Norte

Fue capturado por el extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) y se le impuso una medida de aseguramiento que consistió en detención preventiva. Posteriormente, la decisión fue revocada por la Fiscalía el 14 de julio de ese año pero a los dos meses fue asesinado.

El director de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado, Camilo Gómez Alzate, presidió el Acto de Reconocimiento de Responsabilidad, en el que el Estado colombiano pidió perdón por la detención injusta de la libertad y la afectación de los derechos al buen nombre, la dignidad y la honra del señor Alfredo Rafael Francisco Correa de Andreis.

El profesor Andreis fue capturado el 28 de junio de 2004 por el extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) y se le impuso una medida de aseguramiento que consistió en detención preventiva. Posteriormente, la decisión fue revocada por la Fiscalía el 14 de julio de ese año pero a los dos meses fue asesinado (17 de septiembre).

El acto, que tuvo lugar en la Universidad Simón Bolívar y en la Universidad del Norte, responde a una condena por parte del Consejo de Estado, máximo órgano de la jurisdicción de lo contencioso administrativo.

Al evento asistieron autoridades del orden nacional, departamental y local, los rectores de la Universidades, colegas del profesor, estudiantes y los familiares de la víctima.

En el evento, el director de la Agencia, Camilo Gómez, expresó sus más “sentidas condolencias por los daños causados en la vida, libertad, y buen nombre del profesor y su familia”. Agregó que “el Estado colombiano lamenta estos hechos y espera que este acto contribuya a la reparación del dolor causado, así como mantener viva la memoria del profesor Alfredo Rafael Correa, para contribuir en la construcción de la verdad histórica y despertar la conciencia de nuestra sociedad para evitar que hechos como estos se vuelvan a repetir”.