Escuche ahora

Música W

Con Matheo Duarte


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La Unión Europea se vistió de arco iris

Con motivo del Día Internacional contra la homofobia, la transfobia y la bifobia, la Unión Europea reafirmó su compromiso de luchar por los derechos de la comunidad LGTBI

Unión Europea se vistió de arco iris. Foto: Unión Europea

Hoy es el Día Internacional contra la homofobia, la transfobia y la bifobia. Esta fecha se celebra desde el 2004, cuando la Organización Mundial de la Salud decidió eliminar la homosexualidad de la lista de trastornos mentales y otros problemas de salud, con el fin de llamar la atención de autoridades públicas, líderes de opinión, movimientos sociales, medios de comunicación y el público en general respecto a la discriminación y la violencia que experimentan las personas LGBTI en el mundo.

Pese a los notable avances que se han dado en todo el mundo para promover el disfrute de todos los derechos humanos de las personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI), esta comunidad sigue siendo víctima de violencia y delitos de odio con demasiada frecuencia. Aún hoy, muchas personas LGBTI siguen estando sometidas a estigmatización, discriminación y maltrato debido a su orientación sexual, identidad de género o características sexuales. Más de 70 países criminalizan las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo. Defensores de derechos de las personas LGBTI siguen siendo atacados y estigmatizados alrededor del mundo.

“Seguiremos adelante combatiendo la discriminación y la violencia por razones de orientación sexual o identidad de género a través de una mezcla de diálogos políticos y sobre derechos humanos, actividades de concienciación, proyectos de apoyo a la sociedad civil y herramientas políticas específicas como la Lista de medidas de la Comisión para promover la igualdad de las personas LGBT» y las «Directrices para promover y proteger el disfrute de todos los derechos humanos por parte de las personas LGBTI»”, afirmó Patricia Llombart, Embajadora de la Unión Europea en Colombia. 

Por su parte, Dave Castiblanco, Embajador de buena voluntad de la Unión Europea, reconoció los avances en tema de igualdad y derechos humanos para la población LGTBIQ, sin embargo ratificó la necesidad de promover conocimientos frente al tema, “No se trata de obligar a aceptar la diferencia, se trata  de empezar a implementar una educación diversa.” Además, reveló que tuvo que soportar bullyng y comportamientos homofóbicos en el pasado por su orientación sexual, y le hubiese gustado contar con un acompañamiento para enfrentar dicha situación, “Me conmueve hacer parte de una transformación social, porque desde muy pequeño soporté la homofobia, en el colegio me di cuenta que era una persona diferente, que no cumplía con ese rango heteronormado ni ideal binario entre lo que es ser hombre y ser mujer, yo iba un poco más allá, hasta que entendí que no basta con tener que parecerse a todo el mundo para ser una persona maravillosa.”

El evento finalizó con un acto simbólico, donde la Embajada de la Unión Europea en Colombia izó la bandera arco iris en en homenaje a todas aquellas personas que trabajan para fomentar y proteger los derechos humanos de la población LGTBI, “Desde la Unión Europea reiteramos nuestro compromiso inquebrantable por los derechos humanos y nuestro rechazo por la discriminación de género.” Afirmó Matilde Ceravolo, Jefa Adjunta de Cooperación de la Unión Europea en Colombia.