Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

"Leonidas Bustos era el jefe del Cartel de la Toga": Comisión de Acusaciones

Los investigadores creen que este cartel era una empresa criminal conformada por los exmagistrados Francisco Ricaurte, Gustavo Malo y los abogados Gustavo Moreno y Leonardo Pinilla

Exmagistrados Leonidas Bustos, Francisco Ricaurte, Gustavo Malo y Eyder Patiño. Foto: Colprensa

La W revela el documento completo en el que la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes asegura que el ‘Cartel de la Toga’ tenía como jefe al exmagistrado y expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Leonidas Bustos. A su vez, la Comisión revela que se habría conformado una empresa criminal en la que también actuaron los exmagistrados Francisco Ricaurte, Gustavo Malo y los abogados Gustavo Moreno y Leonardo Pinilla, donde se concertaron para exigir coimas para “torcer” fallos de casos que estaban en la Corte Suprema de Justicia.

Las acusaciones se basan en suma en los testimonios de los excongresistas Álvaro Ashton, Musa Besaile y el exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno.

En las acusaciones de la Comisión aparecen también involucrados el exfiscal general Eduardo Montealegre, el vicefiscal Jorge Fernando Perdomo; y el hoy magistrado de la Corte Suprema de Justicia Eyder Patiño, a quien Estados Unidos le quitó la visa.

Vea los hechos por la que se acusa a Leonidas Bustos:

1.            El ex Magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, JOSÉ LEONIDAS BUSTOS MARTÍNEZ, se concertó con funcionarios y particulares, para abordar aforados que tuvieran en curso procesos de única instancia al interior de la Alta Corte, y conseguir decisiones contrarias a Derecho, a cambio de coimas y dádivas. Los acercamientos con los aforados, así como la representación de los mismos, eran tareas encomendadas a miembros de la organización delictual, como los abogados LUIS GUSTAVO MORENO RIVERA y LEONARDO PINILLA GÓMEZ. Es decir, la empresa criminal tenía claramente definidas las tareas por medio de las cuales cada uno de sus miembros aportaba significativamente al objetivo común.

 

Cómo ya lo había expuesto esta Comisión con anterioridad, la sincronía que tenía el grupo para adelantar las acciones planeadas, se plasmó idefectiblemente en el caso del Senador Abraham Musa Besaile Fayad, en donde al interior de su  proceso de única instancia, se puede trazar una línea de tiempo entre las reuniones que se dieron entre el senador Besaile y Gustavo Moreno Rivera en unos hoteles de la capital, en  el momento de la  salida del Magistrado Auxiliar Reyes, en el momento puntual en que se hizo la exigencia dineraria, esto es, antes de la semana santa del año 2015 y el momento en que efectivamente se materializó el pago, con el resultado final, como lo fue evitar la apertura formal de la investigación con la respectiva orden de captura en contra del aforado.

 

En el mismo sentido, la organización criminal, actuó en el proceso también de única instancia del entonces senador Álvaro Ashton, en donde previa concertación de Francisco Ricaurte Gómez con el senador, acerca de los montos dinerarios y compromisos a cambios de ellos, Luis Gustavo Moreno abordó al Dr. Ashton y cerraron el trato con el pago inicial del 50%, esto es, $ 600 millones de pesos, de los cuales el propio Moreno Rivera le entregó personalmente al ex magistrado Bustos Martínez, $ 200 millones de pesos.

 

Dicho concierto, está ampliamente sustentado en las declaraciones del propio LUIS GUSTAVO MORENO RIVERA, el senador MUSA BESAILE FAYAD, VADITH ORLANDO GÓMEZ, entre otros, tal y como se relacionó en los acápites anteriores.

 

2.            Si bien es cierto el Dr. José Leonidas Bustos Martínez, no era el titular de los casos que se ventilaron con profundidad en esta cuerda procesal, toda vez que era el Magistrado Gustavo Enrique Malo Fernández, quién fungía como titular del Despacho donde se surtían los procesos de única instancia seguidos en contra de los senadores MUSA ABRAHAM BESAILE FAYAD y ÁLVARO ANTONIO ASHTON GIRALDO, si existen elementos materiales probatorios y evidencia física recolectada a lo largo de este encartamiento, que permiten inferir razonablemente en su participación dentro de la empresa criminal ya descrita en el numeral anterior.

 

3.            Prueba de ello no solo son las diferentes declaraciones que dio Luis Gustavo Moreno Rivera, tanto en esta Comsión, como en la Corte Suprema de Justicia, dicho que pretendió el Sindicado a lo largo de todas sus alegaciones, hacer ver como falsas, cuando se cuenta dentro del plenario, con una serie de testimonios que permiten inferir, que lo planteado por Moreno Rivera, reviste certeza y verdad. Y es que aquí se ventilaron los dichos del Señor Vadith Orlando Gómez, de la propia esposa del Dr. Bustos, la señora Martha Cristina Pineda Céspedes, del Dr. José Reyes Rodríguez, de Luis Ignacio Lyons, de Abraham Musa Besaile, de Efrén Fonseca Mejía, del propio encartado en su diligencia de Indagatoria, por mencionar algunos, quienes, cada quién en la medida de su conocimiento sobre los hechos cuestionados, dieron fe de las circunstancias que le permitieron a este Representante Investigador, inferir,  que el Dr. José Leonidas Bustos si participó de la organización criminal que buscaba constreñir a aforados, para que previo pago de coimas, recibieran beneficios contrarios a derecho, dentro de los procesos de única instancia que cursaban en su contra, al interior de la Corte Suprema de Justicia.

 

4.            No cabe duda que el principal testimonio, rico en detalles y contenido, fue el del Dr. Moreno Rivera, quién a lo largo de todas sus declaraciones proporcionó la mayor cantidad de información esclarecedora, del fénomeno conocido como “el cartel de la toga”. Pero no fue el único.  Como se indicó en el númeral anterior, los demás testimonios sirvieron para armonizar lo dicho por Moreno Rivera. Tanto es así, que Vadith Orlando Gómez, confirmó las visitas de Luis Gustavo Moreno al apartamento donde regularmente permanecía el Dr. Bustos Martínez. Visitas que sospechosamente se realizaban a altas horas de la noche cuando el ex magistrado ya no tenía su cuerpo de seguridad.

 

 

5.            El testimonio de la Dra. Martha Cristina Pineda Céspedes confirmó la relación comercial que se produjo fruto del negocio jurídico de la compra venta de una camioneta Dodge Journey, propiedad de Moreno Rivera, la cual se la vendió a la esposa del Dr. Bustos Martínez. Declaración que fue corroborada tanto por el ex magistrado, como por el señor Efrén Fonseca Mejía, escolta en su momento del Dr. Bustos.

 

6.            En directa relación con el punto anterior, se tiene el dicho de Luis Raúl Acero Pinto, quién confirmó lo manifestado por el propio encartado y por Moreno Rivera, al dar cuenta de la extraña adquisición de un vehículo BMW 523i por parte del Dr. Bustos Martínez, pero con un crédito a nombre de Acero Pinto, el cual terminó vendiéndole el ex magistrado Bustos al Dr. Luis Gustavo Moreno.

 

7.            Declaraciones del señor Gerardo Torres Roldán, corroboraron que el encuentro entre Bustos Martínez y Moreno Rivera en la ciudad de Panamá si se produjo. Testimonio ratificado por la Dra. Angela Benedetti, Embajadora de Colombia en ese vecino país.

 

8.            Los testimonios de algunos familiares del ex magistrado José Leonidas Bustos, que residen en Estados Unidos, entre ellos su hermano Luis Eduardo Bustos Martínez, dieron fe del acaecimiento de una cena en el Hotel Marriot de la ciudad de Miami, para la noche del 24 de diciembre de 2014. Cena de la que participaron la cuñada del Dr. Bustos Martínez, una prima de su esposa con su repectivo conyuge y a la cual se le unieron “casualmente”, el señor Gustavo Moreno, la señora Carolina Rico y su pequeña hija. El ex magistrado indicó en su indagatoria que le había dado “pena” no invitar al Dr. Moreno y su familia a departir con ellos, por lo que había solicitado al personal del Hotel, adecuar lo necesario para los nuevos comensales.

 

9.            El propio ex congresista Musa Besaile dio cuenta de la participación de todo el entramado delictual, del que hizo parte Moreno Rivera, Ricaurte Gómez, Malo Fernández y el propio Bustos Martínez.

 

10.          Pero el testimonio que surge como el más claro, creíble y soportado con elementos probatorios documentales, es el del señor Yeison Ricardo Pérez Pérez, empleado de la Joyería Cartier ubicada en el Centro Comercial Andino. Persona ajena a los hechos que nos ocupan, que no tiene ningún interés en los mismos, pero que identificó al Dr. JOSÉ LEONIDAS BUSTOS MARTÍNEZ como la persona que acompañó a MORENO RIVERA a ese local, y sobre quién se le atribuyó el apelativo del “profe” y destinatario final del accesorio de lujo.  Accesorio consistente en un reloj CARTIER con Factura de compra No. CT-8091 a nombre del señor Ricardo Beltrán Rivera del 29 de diciembre de 2012 y que fue cancelada en efectivo por valor de $ 42.969.977 de pesos por concepto de la compra de un RELOJ CARTIER “BALLON BLEU” en oro rojo y pulsera de cuero.

 

11.          El anterior punto demuestra sin lugar a dudas, que, los beneficios de la empresa criminal, no solo se distribuían en dinero, sino también en suntuosos bienes y que el Dr. José Leonidas Bustos Martínez, si hacía parte de ese conglomerado, a pesar que sus integrantes intentaban ocultar estas transacciones, dando nombres para las facturas de compra de familiares o cédulas falsas, como lo confesó el propio Moreno Rivera y como se constata en la Factura aportada por la propia Joyería, la cual reposa en el expediente.

 

12.          Dentro de la distribución de tareas del entramado delictual, se contaba con la participación de abogados litigantes como Luis Gustavo Moreno y Leonardo Pinilla, para abordar a sus posibles clientes. Magistrados que así no tuvieran en sus Despachos los procesos a intervenir fraudulentamente, colaboraban con la logística necesaria al interior de la Sala de Casación Penal para cumplir con los compromisos adquiridos. Tal es el caso de los Magistrados Bustos Martínez y Ricaurte Gómez. Así como, la participación de Magistrados Titulares como el Dr. Malo Fernández, quien garantizó de manera efectiva que la organización a la que pertenecía, pudiese cumplirle a los aforados que demandaban sus servicios, en ocasiones omitiendo realizar acciones propias a su cargo, tal y como propender por que el trámite fuera célere y eficiente.

 

13.          Un aspecto que no admite discusión, y que se sustenta claramente del análisis de las pruebas recolectadas en esta cuerda procesal, es el pago que se realizó por parte de dos senadores de la República, los doctores MUSA BESAILE FAYAD y ÁLVARO ANTONIO ASHTON GIRALDO. Quienes ante la solicitud que hiciese el grupo delictual de $2.000 y $1.200 millones de pesos, respectivamente, para que los procesos que se tramitaban en el Despacho del Dr. Malo Fernández, no tuvieran un normal tránsito y las decisiones que allí se tomaran favorecieran los intereses de los aforados investigados. El mismo senador BESAILE FAYAD, admite haber pagado los $ 2.000 millones de pesos en su totalidad gracias a un préstamo que le hiciese un amigo y el senador ASHTON GIRALDO, admite al menos, haber pagado inicialmente la suma de $ 600 millones de pesos, como abono de la tarea encomendada.

 

14.          De lo anterior, se tiene amplio sustento tanto en las declaraciones de los doctores Musa Besaile Fayad, Luis Gustavo Moreno, Luis Ignacio Lyons y de los audios de las conversaciones grabadas por el Gobierno de los Estados Unidos a los doctores Leonardo Pinilla Gómez y Alejandro Lyons Muskus.

 

15.          En lo que al acompasamiento de la relación fáctica con la adecuación jurídica respecta, se concluyó fielmente, que la información a la cual tuvo acceso los senadores BESAILE y ASHTON, del trámite de sus procesos de manera anticipada a que los mismos acaecieran, tuvo que ser suministrada por alguno de los funcionarios que tenían conocimiento del posible tránsito que iban a tener esos encartamientos. Por lo que se infiere, que miembros de la organización criminal, suministraron esta información para que fuera utilizada a la hora de abordar a los aforados mediante abogados que pertenecían también a la organización, como el Dr. MORENO RIVERA y con información creíble poder alcanzar el principal objetivo, el cual era el pago de coimas, dádivas, incentivos, para afectar el curso natural de sus procesos.

 

16.          El Dr. José Leonidas Bustos Martínez, como contribución a la organización, dentro de esa distribución de tareas, y entendiendo la relevancia que él tenía al interior de la Corte Suprema de Justicia, el ex magistrado Bustos Martínez realizaba el Lobby ante la sala para que se acogiera determinada postura.

 

17.          A pesar de los ingentes esfuerzos del encartado por mostrarse distante con el testigo Moreno Rivera, está ampliamente demostrado dentro del plenario, la relación cercana que existió entre Luis Gustavo Moreno Rivera y el Dr. José Leonidas Bustos. Relación que inició aproximadamente en el año 2004 cuando Moreno Rivera, se convirtió en monitor del área penal de la Universidad Libre, área que dirigía el Dr. Bustos. El ex magistrado le solicitó ayuda con una tesis que debía presentar. Con posterioridad, fue el mismo Bustos Martínez quién recomendó a Luis Gustavo Moreno con Gerardo Torres Roldán, para que llevaran procesos penales de manera conjunta. Es el propio Bustos Martínez quien relaciona a Moreno Rivera con el ex magistrado Francisco Ricaurte. Está probado más allá de las exculpaciones que emitiera en su indagatoria el Dr. José Leonidas, que se reunió con Moreno Rivera en la ciudad de Panamá. Al igual que en la ciudad de Miami – Estados Unidos, en un ambiente familiar, con las familias de ambos para compartir la cena de navidad del año 2014 en el Hotel Marriot de esa ciudad del estado de la Florida. Está probado que realizaron transacciones comerciales, como lo fueron la venta de vehículos. Está probada la cercanía de la segunda esposa del encartado con el testigo Moreno Rivera, quién via mensajes de texto, le informaba en que momento el ex magistrado se encontraba en su apartamento, y poderse reunir con él cuando su esquema de seguridad ya no se encontraba en el domicilio, por las altas horas en que se realizaban dichos encuentros. Cómo la noche que Moreno le llevó $ 200 millones de pesos a José Leonidas Bustos, del dinero pagado por el senado Álvaro Ashton por instucción de Francisco Javier Ricaurte. Finalmente, está probado, que el señor Yeison Ricardo Pérez Pérez, empleado de la Joyería Cartier del Centro Comercial Andino, quién es una persona ajena a todo interés político, penal, social, identificó al Dr. José Leonidas Bustos, como el acompañante de Luis Gustavo Moreno a la hora de adquirir un reloj de esa lujosa marca.

 

18.          Finalmente, existe prueba indiciaria que permite advertir el Tráfico de Influencias que ejerciese tanto el Dr. JOSÉ LEONIDAS BUSTOS MARTÍNEZ, como FRANCISCO JAVIER RICAURTE, para que el entonces Fiscal General de la Nación EDUARDO MONTEALEGRE LYNETT, promoviera un contrato de servicios a favor de LUIS GUSTAVO MORENO RIVERA como asesor del Despacho del Fiscal General, y este pudiese con ese dinero, sufragar los gastos de la oficina de abogados administrada por MORENO RIVERA. Petición que hiciese el mismo Luis Gustavo a los ex magistrados, toda vez que no se contaba con los recursos necesarios para su funcionamiento.

Vea los hechos por los que se compulsan copias contra el exfiscal general Eduardo Monetalegre:

  1. LUIS EDUARDO MONTEALEGRE LYNETT, Ex Fiscal General de la Nación:

 

Según lo indicara LUIS GUSTAVO MORENO RIVERA, dentro de los testimonios que obran en este radicado, al parecer, JOSÉ LEONIDAS BUSTOS MARTÍNEZ y FRANCISCO JAVIER RICAURTE, adelantaron las gestiones necesarias, para que el Dr. LUIS EDUARDO MONTEALEGRE LYNETT, en ese momento Fiscal General de la Nación, hiciera lo necesario para que Luis Gustavo Moreno Rivera obtuviera un contrato como asesor del Despacho del Fiscal General, y con los dineros que del mismo se obtuvieran, se pudieran sufragar los gastos que emanaban del funcionamiento de la oficina que tenía la organización y que administraba el mismo Moreno Rivera. Vinculación laboral que efectivamente se materializó entre la Fiscalía General de la Nación y Luis Gustavo Moreno Rivera.

 

Refirió en su momento el testigo en la declaración bajo el radicado U-51406, ante la H. Corte Suprema de Justicia, que estaba desayunando en el Hotel Marriot de Bogotá, se encontró con el Dr. MONTEALEGRE casualmente, se acercó, lo saludó y le dió las gracias por el espacio dado en la Fiscalía, a lo que el Dr. Montealegre le dijo que no había problema, que ese tema ya lo había hablado con “Pacho”.

 

    • Declaración de Luis Gustavo Moreno Rivera ante la Comisión de Investigación y Acusación el día 08 de noviembre de 2017.
    • Declaración de Luis Gustavo Moreno Rivera dentro del proceso U-51161 el 10 de octubre de 2017 ante la Corte Suprema de Justicia.
    • Declaración de Luis Gustavo Moreno Rivera dentro del proceso U-51406 del 03 de noviembre de 2017 ante la Corte Suprema de Justicia.

 

Vea los hechos por los que se compulsan copias contra el ex vicefiscal Jorge Fernando Perdomo

  1. JORGE FERNANDO PERDOMO TORRES, ex Vice Fiscal General de la Nación.

 

Según lo indicó el testigo Luis Gustavo Moreno Rivera en las declaraciones que obran en el expediente, el Dr. JORGE FERNANDO PERDOMO TORRES, estaba ayudando al senador ÁLVARO ASHTON con el proceso que se adelantaba en la Corte Suprema de Justicia del congresista. Dentro del proceso con Radicado 51161que se adelanta ante esa Alta Corte, en declaración de Moreno Rivera el día 10 de octubre de 2017 a minuto 24:00 se consignó: “Ahí es cuando me cuenta que el Dr. Perdomo lo está ayudando (a Ashton), el anterior vice fiscal, Dr. Jorge Perdomo, lo está ayudando con Eyder Patiño y que Jorge le había dicho que iban a sacar el archivo pero que Malo se había atravesado. Yo le dije mire, yo no creo, pero déjeme y le pregunto al Dr. Francisco (…)

Igualmente, Moreno Rivera en declaración que rindiera el día 03 de noviembre de 2017 ante la Corte Suprema de Justicia en el radicado 51406, al ser indagado por el H. Magistrado sobre lo acontecido en el caso de NILTON CÓRDOBA MANYOMA, expuso que Nilton Córdoba se reunió con Jorge Perdomo, quien al parecer iba a tomar poder en ese caso, “pero a la sombra” iba a ayudar con el proceso hablando con el Magistrado Eyder Patiño.

En esas mismas diligencias, se estableció por parte del testigo, que existía una cercanía entre FRANCISCO RICAURTE y JORGE PERDOMO y que el propio RICAURTE GÓMEZ le indicó que algunos procesos pasarían a la oficina de PERDOMO TORRES.

Vea los hechos por los que se compulsan copias contra el magistrado Eyder Patiño:

  1. EYDER PATIÑO CABRERA – Magistrado de la Corte Suprema de Justicia

En el clip número 6º, dentro de las grabaciones que remitiera el Gobierno de los Estados Unidos, en la conversación que sostiene Leonardo Pinilla con Alejandro Lyons se transcribe lo siguiente: “En el caso de Luis Alfredo, tu sabes que la Corte mandó a un man a Panamá a ver que era lo que estabamos haciendo allá. Y le abrieron un disciplinario que no han cerrado. Semana nos apoyo, salio en la W, Vicky Dávila, si ese man sale es el presidente, la ponencia que tenía EYDER venía negativa y la cambió, viene positiva”.

Igualmente, dentro del proceso con Radicado 51161 que se adelanta ante esa Alta Corte, en declaración de Moreno Rivera el día 10 de octubre de 2017 a minuto 24:00 se consignó: “Ahí es cuando me cuenta que el Dr. Perdomo lo está ayudando (a Ashton), el anterior vice fiscal, Dr. Jorge Perdomo, lo está ayudando con Eyder Patiño y que Jorge le había dicho que iban a sacar el archivo pero que Malo se había atravesado. Yo le dije mire, yo no creo, pero déjeme y le pregunto al Dr. Francisco (…)”

Luis Gustavo Moreno Rivera en declaración que rindiera el día 03 de noviembre de 2017 ante la Corte Suprema de Justicia en el radicado 51406, al ser indagado por el H. Magistrado sobre lo acontecido en el caso de NILTON CÓRDOBA MANYOMA, expuso que Nilton Córdoba se reunió con Jorge Perdomo, quien al parecer iba a tomar poder en ese caso, “pero a la sombra” iba a ayudar con el proceso hablando con el Magistrado Eyder Patiño. En esa misma diligencia, se expuso por parte de Moreno Rivera para acreditar la cercanía de la organización delictual con miembros de la Fiscalía General y de la Corte Suprema de Justicia, que cuando Jorge Perdomo decide lanzarse a la Procuraduría, lo apoyan tanto Francisco Ricaurte, como el Magistrado Eyder Patiño.    

ESTE ES TODO EL ESCRITO DE ACUSACIÓN:   

 

Presentación previa del documento adjunto: