Escuche ahora

Música W

Con Matheo Duarte


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Revisoría Fiscal de Emdisalud embargó cuentas de la EPS porque no le han pagado honorarios

Los problemas financieros de esa EPS van en aumento y está en riesgo el servicio de salud a los más de 450 mil afiliados.

Desarrollan medicamento que promete ser la cura del VIH. Foto: Getty Images

A la EPS Emdisalud que está en proceso de revocatoria de funcionamiento por malos manejos, le fueron embargadas las cuentas por la revisoría fiscal que fue designada por la Supersalud,  porque los honorarios del revisor que salen de esa entidad no han sido pagados en un año y le adeudan más 400 millones de pesos

Es tan grave la situación financiera de la EPS Emdisalud, que desde que se inició la medida de vigilancia especial en diciembre de 2013, sus deudas empeoraron. Sus pasivos pasaron de $253 mil millones en 2013, a $505 mil 778 millones en marzo de 2019.

De 2017 a la fecha, por ejemplo, la Supersalud ha recibido más de 8.500 reclamaciones y quejas que en vez de disminuir, año a año van en aumento. Por ejemplo, entre enero y marzo de 2019 se registraron 1.270, versus las 706 que se presentaron el año pasado para el mismo periodo, lo que representa un incremento del 79.89%.

Emdisalud, entre las 26 EPS del país del régimen subsidiado, ocupa el puesto 23 de insatisfacción entre los usuarios del sistema, según Ranking elaborado por la oficina de calidad del Ministerio de Salud para la vigencia de 2018.
 

Emdisalud se defiende

Consultadas las directivas de Emdisalud, señalan que en el año 2010 la Supersalud  intervino a la EPS por deudas cercanas a los $70 mil millones con cerca de un millón 300 mil usuarios. Aseguran que la Supersalud puso de interventor a Eduardo Faciolince y a José Dionisio Vargas, ellos en lugar de mejorar la EPS la liquidaron,  y vendieron los usuarios

En 2014 los dueños de la Emdisalud, recuperaron la EPS después de ganar una tutela  y evidenciaron que la EPS tenía deudas por $380 mil millones

En 2014 la EPS regresó a manos de los dueños  con medida especial de Supersalud y fue designado como contralor  Never Mejía con la empresa SAC Consulting pero, quien recomendó a la Supersalud liquidar la EPS.