Escuche ahora

Edumerides

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

'Apollo 11': el documental que muestra al hombre en la Luna en alta definición

Todd Douglas Miller cuenta cómo transformó 11.000 horas de grabación de la época a una impresionante película de alta calidad 50 años después del primer alunizaje.

En julio de 1969 tres hombres, Neil A. Armstrong, Edwin E. Aldrin Jr. y Michael Collins, fueron los primeros humanos en aterrizar en la luna. Foto: Piece of Magic Entertainment- Handout Agencia Anadolu

El 12 de septiembre de 1962, el entonces presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, propuso el mayor reto tecnológico y científico al cual el hombre pudiera enfrentarse: ir a la Luna antes de que se acabara esa década.

En julio de 1969 y en medio de una carrera espacial entre Estados Unidos y la Unión Soviética, tres hombres, Neil A. Armstrong, Edwin E. Aldrin Jr. y Michael Collins, fueron los primeros humanos en aterrizar en la superficie lunar.

Después de cuatro días a bordo del transbordador más famoso de la historia, el alunizaje era una realidad. Armstrong descendió del módulo lunar el 21 de julio a las 10:26 pm [hora Houston], y pronunció la célebre frase: "un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la Humanidad". En la Tierra, 600 millones de personas seguían la transmisión en vivo y las imágenes de la hazaña quedarían para siempre en la memoria de varias generaciones.

50 años después, el director Todd Douglas Miller lleva a la pantalla grande ‘Apollo 11’, un documental que promete convertirse en parte de la historia, gracias a su capacidad para conectar al público con los protagonistas de la misión y por lo que significa recuperar un material audiovisual de esta importancia.

Miller nació en Ohio, el mismo estado donde nació Armstrong y por eso desde niño estuvo muy expuesto a las imágenes del alunizaje.

En 2017, mientras se encontraba haciendo un corto documental para CNN sobre Apollo 17 – la última misión del programa Apollo de la NASA en la que los humanos viajaron y caminaron en la Luna en 1972-, llegaron a su vida las imágenes del Apollo 11 que hoy le dan la vuelta al mundo.

“Estaba trabajando en un corto que se llamaba ‘Last Steps’ y es así como conozco a todo el equipo que finalmente hizo 'Apollo 11' y lo más importante es que logré un contacto con la NASA y la National Archives [la agencia de Archivos Nacionales y Administración de Documentos]”, dijo Miller a la Agencia Anadolu.

“En mayo de ese año, recibimos un correo de un supervisor de los Archivos Nacionales donde nos contaba sobre el redescubrimiento de una colección”, recuerda.

Se trataba de 11.000 horas de grabación no procesadas con imágenes de gran formato en 70 mm, nunca antes vistas por el público, con tomas impresionantes de la misión Apollo 11 desde su preparación, el lanzamiento, la actividad dentro del centro de control y la recuperación a la que tuvieron que someterse los tres astronautas que llegaron de la Luna.

“En la etapa de edición éramos 15 a 20 personas y en la etapa de posproducción participaron cerca de 25. Las imágenes no estaban digitalizadas y tocó escanear negativo por negativo”. Para eso, contactaron al equipo de Final Frame en Nueva York, que tenía un escáner 4k y pretendían construir uno 8k para digitalizar la película.

Estos escáneres tienen una cámara especializada que toma fotos de los negativos y los envía digitalmente a un computador, convirtiendo cada uno en una imagen HD. Desde allí, los editores arman líneas de tiempo y editan el color de las películas que fueron grabadas en cinta, para que puedan ser proyectadas en los cines digitales que existen hoy.

 

Una edición sin precedentes

Cuando los espectadores están en un teatro, pocas veces piensan en los retos de la edición, pero en ‘Apollo 11’ el trabajo de curaduría salta a la vista.

Además de seleccionar las imágenes más interesantes en esa cantidad de material, los editores se encontraron con segmentos visuales MOS, es decir, imágenes asociadas que no tenían pistas de audio y que habían sido grabadas por los miembros de la misión y las cámaras a bordo de la nave.

Después, editaron y mezclaron esas imágenes con 30 horas de audio entregadas por los Archivos Nacionales, grabaciones de casetes y películas de 8mm donadas por ingenieros espaciales, audios de emisoras y cadenas de TV que trasmitieron la misión y piezas de colección del Instituto Smithsonian.

“La edición de sonido fue hecha por un viejo colaborador mío, Eric Milano y aunque inicialmente íbamos a contratar a un partner de edición, él terminó haciéndolo completamente solo; la mezcla, la edición de los diálogos y el diseño de efectos de audio. Además, trabajamos con IMAX y al final entre Eric y yo, sincronizamos todo para que se viera lo más real posible”.

El documental también cuenta con animaciones sencillas que explican el tránsito de la nave espacial, y Miller contó con la ayuda de las familias de los astronautas para hacer aún más real su proyecto.

Desde su estreno en el pasado Festival de Cine de Sundance en enero, el documental tuvo una gran acogida entre los expertos y desde ya, auguran que será favorito para la temporada de premios del 2020. En Colombia, será proyectado en salas de cine desde el 16 hasta el 21 de julio –los días que duró la misión-.

“Tenemos versiones IMAX y teatral y para ambas, tuvimos que volver a los negativos. Es la misma película, pero se hace diferente dependiendo del formato técnico. También hicimos una versión corta de 48 minutos para museos y una versión extendida”.

Medio siglo después, este documental se convierte en una prueba estratosférica de la mayor proeza técnica del hombre y tal vez persuada a quienes piensan que el alunizaje fue un complot grabado en un estudio y retransmitido por televisión mundial.

“Es infortunado que crean que esto fue un montaje. Creo definitivamente que sí fuimos a la Luna. Es imposible una conspiración para mantener un secreto de ese tamaño”, concluye el director.