Escuche ahora

Salsa con Estilo

Con Sebastián García y Adriana Bustos


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Argentina disfrutará de un eclipse de Sol que atrae curiosos de todo el mundo

En provincias del norte de Argentina se podrá ver el martes un eclipse total de Sol que durará unas dos horas, esto ha provocado la llegada al país de personas de todo el mundo.

Esto ha provocado la llegada al país de curiosos e interesados de todo el mundo que no se quieren perder un fenómeno que solo se divisará desde ese país y Chile.. Foto: Getty Images

La órbita de la Luna comenzará a interponerse entre el astro rey y la Tierra alrededor de la 16.30 hora local (19.30 GMT), una hora antes de que se produzca el eclipse total, que durará entre dos y tres minutos, detalló a Efe el presidente de la Asociación Argentina de Astronomía, Leonadro Pellizza.

"El total dura un par de horas. Hay una fase parcial, la cual dura mas o menos una hora en la cual la Luna cubre el Sol, hasta que lo cubre totalmente, la fase de la totalidad, que tarda alrededor de dos minutos y medio, dependiendo del lugar. Después otra hora en la que la Luna destapa al Sol", afirmó.

Al contrario que ocurre con el ciclo solar, el eclipse avanzará de oeste a este, por lo que en la provincia de San Juan lo verán antes que nadie, una suerte que compartirán todos los que se encuentren en La Rioja, San Luis, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, en este orden.

Por estas provincias atraviesa lo que los científicos denominan "banda de totalidad", una franja de unos 200 kilómetros de ancho donde se podrá ver cómo la Luna cubre por completo al Sol, mientras que en las zonas aledañas a esta franja se podrá disfrutar de una parte del espectáculo.

"Si uno se aleja de la banda de totalidad, que pasa por el centro del país, hacia el norte o el sur se va a ver solamente la fase parcial: la Luna cubre el Sol hasta un cierto porcentaje y después lo vuelve a descubrir", afirmó Pellizza.

Le puede interesar: Al ritmo actual, Groenlandia se derretirá, afirma un estudio científico 

Debido a la hora a la que se produce, el final del eclipse coincidirá con la puesta de sol, por lo que en las zonas más al este no se podrá ver completo. Los expertos recomiendan acudir a la zonas del oeste para poder disfrutarlo.

La provincia que lo disfrutará primero y una de la que más turistas atrae estos días es San Luis, donde la capacidad hotelera está "casi al 100 %" para mañana, informaron a Efe fuentes de la Oficina de Turismo provincial.

La mayoría de los visitantes llegan, en su mayoría, de Brasil, Colombia, Corea del Sur, Estados Unidos y Perú y para ellos la provincia ofrece diferentes puntos de observación donde además habrá actividades culturales y puntos de entrega de material para proteger la vista de los peligros del eclipse.

Además de su valor estético, este suceso ofrece la posibilidad de observar ciertos efectos en el medioambiente que alteran y modifican las rutinas de sus habitantes, explicó a Efe la doctora en astronomía e investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) Laura Suad.

"La naturaleza de golpe cambia el ecosistema, de golpe se hace noche. Los pájaros se alborotan y baja la temperatura unos grados. Estamos literalmente en la sombra proyectada de la Luna", manifestó.

Para los científicos será la ocasión perfecta para observar y estudiar de manera directa la parte más externa del Sol, conocida como corona, que en el resto de ocasiones solo se puede estudiar a través de aparatos que modifican su frecuencia.

A pesar de su belleza los eclipses pueden ser muy peligrosos para la vista de quien los observa, pudiendo causar daños irreversibles en la retina o incluso la ceguera.

Para una correcta visualización los expertos recomiendan el uso de gafas especiales hechas de polímero (no la clásicas gafas de Sol), máscaras de soldar o instrumentos de visión indirecta, que pueden realizarse de manera sencilla.

"Se agarra un tubo de cartón. Se pone en uno de los extremos un cartón y hace un agujerito muy pequeño y en el otro de los extremos pone un papel traslucido. Se apunta el lado con el agujero al Sol y con el otro lado vamos a ver una proyección del Sol en ese momento", explicó Suad.

La última vez que se pudo disfrutar de un evento de estas características en Argentina fue en 2017, aunque en esa ocasión, debido a la distancia de la Luna, el Sol no se cubrió en su totalidad, permitiendo ver un anillo luminoso -lo que se conoce como eclipse anular-.

Los que no puedan disfrutarlo en esta ocasión podrán hacerlo el 14 de diciembre de 2020 en La Patagonia, después de eso puede que pasen muchos años hasta que Sol, Luna y Tierra se alineen con tal precisión.