Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Asesinan a un policía y a dos hombres en Paraguay cerca a frontera con Brasil

Las autoridades de Paraguay hallaron este domingo tres cadáveres de hombres maniatados y con heridas por arma de fuego, uno de ellos de un policía, en el departamento de Amambay.

Los hombres fueron presuntamente asesinados por un grupo criminal autodenominado "Justiciero de la Frontera".. Foto: Getty Images

Los cuerpos aparecieron en un camino vecinal en la Colonia de Aceite'i y a dos kilómetros de la ruta 5 que llega hasta la frontera con Brasil, y junto a ellos había una camioneta sin matrículas y un cartel que rezaba "por roubar inocente, no robar camioneta, Justiciero de la Frontera (sic)", según explicó a Efe la responsable de comunicación de la Policía Nacional, María Elena Andrada.

Uno de los fallecidos, identificado como Pedro Barua, de 35 años, era un suboficial de la Policía, que se encontraba bajo arresto domiciliario, porque, según relató Andrada, en un allanamiento en enero pasado en su casa, fueron encontradas "dos camionetas de lujo que habían sido robadas en Brasil".

Le puede interesar: Mueren 13 personas, entre ellas niños, por explosión de tanque de gas en Saná

Andrada explicó que el agente estaba bajo investigación y por eso había sido separado del cuerpo policial.

Los otros dos fallecidos fueron identificados como Delio Santacruz, de 31 años, y Venancio Romero, de 27.

Todos ellos presentaban heridas por arma de fuego y estaban atados de pies y manos.

La fuente afirmó que se trata de la tercera actuación del grupo autodenominado "Justiciero de la Frontera", aunque añadió que "muy poco se sabe" del mismo, y que tampoco es conocido el número de integrantes que lo forman.

Las primeras apariciones de panfletos de ese grupo se produjeron en 2014, junto al cuerpo sin vida de un presunto asaltante, que presentaba heridas de bala y una mano amputada.

Lea también: "Tengo la conciencia tranquila", dice Lula al cumplir un año tras las rejas

En 2015, ese grupo declaró que perseguiría para hacer justicia al autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), la guerrilla que actúa en la zona norte del país y que mantiene secuestrados desde hace casi cinco años al policía Edelio Morínigo y desde hace cuatro al ganadero Félix Urbieta.