Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El papa abre debate sobre ordenación de hombres casados y ministerios femeninos

Estos temas serán abordados durante el Sínodo para la región Panamazónica, que se extenderá hasta el próximo 27 de octubre.

El papa Francisco abrió este debate el domingo sobre la ordenación sacerdotal de hombres casados y la creación de ministerios femeninos en el Amazonas.

Estos temas que representarían todo un giro en la Iglesia Católica, serán abordados durante el Sínodo para la región Panamazónica, titulado “Amazonía: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”, que inició este domingo en la Ciudad del Vaticano y que se extenderá hasta el próximo 27 de octubre.

En el concilio participan unos 185 padres (cardenales, obispos) de todos los continentes, expertos, auditores e invitados, y en él se discutirán los problemas de esta región, que comprende territorios de Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guayana, Surinam y Guayana Francesa.

Según indicó la agencia de noticias Notimex, de acuerdo con el documento preparatorio del sínodo, la ordenación está contemplada para hombres ancianos, preferiblemente indígenas, respetados y aceptados por su comunidad, “incluso aquellos que ya tienen familias estables y consolidadas”.

Igualmente se estudiará el papel de las mujeres en la Amazonia, con el fin de darle importancia a su presencia y opinión para la toma de decisiones de los pueblos indígenas.

Si bien se espera que asistan mujeres de la Iglesia Católica, ellas aún no tienen derecho a voto. Además, los organizadores del sínodo se han opuesto a la aprobación de ministerios presididos por mujeres, algo que será determinado por los obispos sinodales.

Durante la misa de apertura del concilio Francisco condenó las “colonizaciones”, criticó la violencia intercultural y los intereses “que destruyen” el ambiente.

El papa de la Iglesia Católica dijo que “cuando los pueblos y las culturas se devoran sin amor y sin respeto, no es el fuego de Dios, sino del mundo”, y frente a los 185 padres (cardenales, obispos) de todos los continentes que asisten, expertos, auditores e invitados, afirmó que el “don de Dios no ha sido ofrecido sino impuesto (…) ha habido colonización en vez de evangelización”.