Escuche ahora

Música de hoy y siempre

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Estudiante en Francia intenta incinerarse por falta de apoyo estatal para estudiar

Mélanie Luce, presidenta de la Unión Nacional de Estudiantes, expresó que la situación surgió debido a que muchos jóvenes tienen que dejar de comer para poder recibir educación.

La precariedad de la calidad de vida de los estudiantes causó que miles de ciudadanos salieran a las calles a exigir más apoyo y respaldo por parte del Estado francés: Mélanie Luce. Foto: Getty Images

Esta semana, miles de estudiantes en Francia han salido a las calles para denunciar la precariedad en la que viven y que llevó a un joven de 22 años a un intento de suicidio, quemándose enfrente de un restaurante universitario en Lyon. Actualmente, este joven se debate entre la vida y la muerte al presentar quemaduras en 90% de su cuerpo.

El joven, cuya identidad aún se reserva, cursaba por tercera vez su segundo año en Ciencia Política en la Universidad de Lyon. Pero al recursar, fue privado de la beca de 450€ mensual.

En el mensaje que este universitario colgó en redes sociales y que ha sido difundido por sus compañeros antes de ser suprimido de su cuenta, explica que si eligió ese edificio de Lyon para inmolarse “no fue por azar” sino para “apuntar hacia un lugar político, el Ministerio de Educación Superior y, por extensión, hacia el Gobierno”.

En diálogo con La W, Mélanie Luce, presidenta de la Unión Nacional de Estudiantes de Francia (UNEF), explicó que no solo están denunciando a este gobierno sino también a los anteriores por la falta de atención a los estudiantes: “Hay estudiantes que tienen que dejar de comer para ajustar su presupuesto a sus necesidades (...) sistema de becas en Francia está a punto de estallar, recursos no son suficientes para llevar un buen estilo de vida”.

En la carta, el joven expuso: “Acuso a Macron, Hollande, Sarkozy y a la UE de haberme matado al crear incertidumbre sobre el futuro de todos/as; acuso también a Le Pen y a los editorialistas de haber creado miedos más que secundarios”. Así, concluye con un llamamiento a “continuar la lucha”.

“La universidad afirma que no estaba al tanto de lo que había ocurrido con el estudiante, que había perdido la beca y se había quedado sin alojamiento”, dice Luce.
Posteriormente, sindicatos estudiantiles fueron recibidos por el secretario de Estado para la Juventud, Gabriel Attal.

Lea en La W: