Escuche ahora

Salsa con Estilo

Con Sebastián García y Adriana Bustos


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Guaidó anuncia reanudación de diálogo con Maduro

Juan Guaidó anunció este domingo su participación en una reunión que se llevará a cabo en Barbados para la reanudación de diálogo político con el Gobierno de Nicolás Maduro.

Juan Guaidó. Foto: Getty Images

El jefe del Parlamento de Venezuela, el opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino del país por más de 50 países, anunció este domingo su participación en una reunión que se llevará a cabo en Barbados para la reanudación de diálogo político con el Gobierno de Nicolás Maduro al que considera una "dictadura".

El escrito recuerda que estos acercamientos políticos se deben a la mediación del Gobierno del Reino de Noruega "para poner fin a la tragedia" en Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo y que atraviesa una severa crisis económica en la que la mayoría de sus ciudadanos vive en la miseria.

Aunque Guaidó no precisó si él mismo asistirá a la reunión con el chavismo ni cuándo será, reiteró que usarán estas conversaciones para intentar avanzar en sus objetivos: cesar la usurpación presidencial que considera hace Maduro, instaurar un gobierno de transición y celebrar elecciones "libres" con observación internacional.

El jefe parlamentario dijo también que recibirá en Caracas al representante especial de la Unión Europea para Venezuela, Enrique Iglesias, quien se espera que llegue mañana al país caribeño como parte de las iniciativas extranjeras para buscar una salida pacífica a la crisis venezolana. 

Más temprano Guaidó anunció que promoverá el Tratado de Río -un mecanismo de asistencia militar extranjera- para intentar sacar del poder a Maduro.

Venezuela atraviesa un pico de tensión política desde el pasado enero, cuando Maduro juró un nuevo mandato de seis años que no reconoce la oposición y parte de la comunidad internacional porque el chavista obtuvo la reelección en unos comicios en los que se les prohibió participar a los principales líderes opositores.