Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La multa millonaria que deberá pagar Volkswagen por escándalo de motores amañados

Al parecer, Volkswagen manipuló los indicadores de las emisiones de gas y engañó a los consumidores.

el grupo Volkswagen Polska declaró que "no veía ninguna base jurídica para la sanción impuesta por UOKiK". Foto: Getty Images

La Oficina Polaca de Competencia y Protección del Consumidor (UOKiK) anunció el miércoles una multa de más de 120 millones de zlotys (28,5 millones de euros) a la filial polaca del grupo Volkswagen en el marco del escándalo de los motores amañados.

Volkswagen Group Polska rechazó inmediatamente su responsabilidad en este caso.

"La multa impuesta a Volkswagen Group Polska asciende a más de 120 millones de zlotys", la "multa más importante jamás administrada por el UOKiK por violación de los derechos de los consumidores", indicó la oficina en un comunicado publicado en su sitio web.

"Volkswagen manipuló los indicadores de las emisiones de gas y engañó a los consumidores", añadió. "Este procedimiento utilizó durante ocho años (de 2008 a 2016).

Durante la investigación nunca hubo propuestas de solución amistosa por parte del grupo", precisó el presidente del UOKiK, Marek Niechcial, citado en el comunicado.

En respuesta a esta decisión, el grupo Volkswagen Polska declaró que "no veía ninguna base jurídica para la sanción impuesta por UOKiK".

"En nuestra opinión, el presidente del UOKiK inició un procedimiento contra una entidad inadecuada ya que Volkswagen Group Polska es un importador de vehículos y no tiene conocimiento del problema de las emisiones de óxidos de nitrógeno en los motores EA189", afirmó en un comunicado recibido por AFP.

"Después de recibir y analizar la decisión del UOKiK, tomaremos las medidas adecuadas", declaró el grupo, que reivindica la posición de primer distribuidor de vehículos nuevos en Polonia con 29% del mercado en 2018.

En 2015, Volkswagen reconoció haber equipado a más de 11 millones de coches con un programa informático que hacía que estos últimos parecieran menos contaminantes de lo que eran en realidad. Desde entonces, el "Dieselgate" costó a VW más de 30.000 millones de euros en gastos legales, multas e indemnizaciones, principalmente en Estados Unidos.