Escuche ahora

Deportes W

Con Andrés Torres


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

"La ONU no ha tomado las acciones necesarias frente al asesinato de Kashoggi"

​​​​​​​La prometida del periodista hizo un llamado a la ONU para que inicie un juicio internacional para procesar a los responsables del crimen.

La prometida de Khashoggi, Hatice Cengiz (Der.) llora mientras la Relatora Especial de la ONU, Agnes Callamard (Izq.) pronuncia un discurso durante el encuentro organizado por ALQST. Foto: Agencia Anadolu

La ONU no ha tomado "medidas suficientes" para procesar a los responsables del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el Consulado de Arabia Saudita en Estambul, afirmó la prometida del periodista asesinado, Hatice Cengiz.

Khashoggi fue asesinado y desmembrado por un grupo de agentes saudíes poco después de ingresar al Consulado de Turquía en Estambul en octubre de 2018 para adquirir un certificado de matrimonio. 

Arabia Saudita dio varias versiones contradictorias para explicar la desaparición del periodista antes de reconocer que Khashoggi fue asesinado en el edificio diplomático, echándole la culpa de su muerte a un grupo de agentes deshonestos del Gobierno.
Cengiz hizo las declaraciones en un panel de discusión en Londres organizado por ALQST, organización de derechos humanos que documenta y promueve los derechos humanos en Arabia Saudita.

Sus comentarios hacían referencia al informe de la relatora especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias en la Oficina del Alto Comisionado de la ONU, Agnes Callamard, quien aseguró que existen "pruebas creíbles" para investigar aún más la responsabilidad de los funcionarios saudíes, incluido el príncipe heredero Mohammad bin Salman, sobre el asesinato de Khashoggi.

"La ONU debe establecer un juicio internacional, como se recomienda en el informe, para procesar a los responsables del asesinato, estas acciones evitarían los intentos de silenciarnos y de intentar esconder el crimen. Si no tomamos una postura moral sobre el asesinato de Jamal Khashoggi, esto llevará al mundo a un rincón oscuro y ya no habrá vuelta atrás", afirmó Cengiz.

A este mismo evento asistió Callamard y explicó por qué es deber de la comunidad internacional tomar medidas para llevar a los asesinos de Khashoggi a la justicia y garantizar que tal crimen nunca vuelva a ocurrir: "Decidí emprender una investigación sobre el asesinato de Khashoggi cuando me di cuenta que nadie en la ONU que quería dar ese paso, y sentí que un caso como el asesinato del Khashoggi no podía quedar sin respuesta", afirmó la relatora especial.

La experta francesa en derechos humanos dio un breve resumen de sus hallazgos principales y explicó cómo 15 agentes del Estado saudí viajaron a Turquía antes y después del asesinato, y otros 17 más llegaron al Consulado de Arabia Saudita en Estambul para eliminar todo rastro de evidencia para que las autoridades turcas no pudieran encontrar nada.

Callamard pidió responsabilidad judicial para los autores y aconsejó al Secretario General de la ONU para que forme un equipo de expertos en derecho penal que logren llevar ante la justicia a los individuos responsables del asesinato, incluidos los autores intelectuales.
Yahya Assiri, director de ALQST, condenó las violaciones masivas de derechos humanos cometidas por Arabia Saudita: "El régimen saudí comenzó a cometer crímenes hace mucho tiempo y estamos viendo crímenes no solo dentro del país, sino también afuera".
Estos crímenes, explicó Assiri, fueron "violaciones masivas de derechos humanos que incluyen masivos encarcelamientos y ejecuciones de activistas, en especial mujeres y académicos que hablan en contra del régimen, y sin olvidar la cruda guerra que comenzó el régimen en Yemen, que ha cobrado la vida de cientos de miles de personas".

"Nuestra lucha por Jamal Khashoggi es una lucha por el periodismo, para que todas las personas digan, escriban y dibujen lo que quieran sin temor a ser asesinados", afirmó Karen Attiah, editora global del Washington Post, el medio donde trabajaba Khashoggi.