Escuche ahora

Deportes W

Con Andrés Torres


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Luis Almagro y Lenín Moreno lamentan la muerte del expresidente Alan García

Alan García estaba siendo investigado por la Fiscalía peruana por sobornos de la constructora Odebrecht.

Alan García estaba siendo investigado por la Fiscalía peruana por sobornos de la constructora Odebrecht.. Foto: Getty Images

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, lamentaron este miércoles la muerte del expresidente peruano Alan García (1985-1990 y 2006-2011), pero evitaron posicionarse sobre las circunstancias de su fallecimiento.

En declaraciones a la prensa, Almagro quiso expresar sus "condolencias" por la muerte de García y lo comparó con el exmandatario uruguayo Julio María Sanguinetti.

"Definitivamente un referente en la política del continente durante tantos años. Era creo el único expresidente con una vigencia política muy particular, junto con el expresidente Sanguinetti, de esa generación de transición posdictaduras. Así que mi dolor y mi expresión de condolencias", aseveró Almagro.

Moreno, que intervino hoy ante el Consejo Permanente de la OEA, también manifestó su tristeza por el fallecimiento de García, que perdió la vida este miércoles en un hospital de Lima mientras era operado de un disparo en la cabeza que se infligió cuando iba a ser detenido por supuestos delitos de corrupción.

"Hicimos -dijo Moreno- muy buena amistad con el presidente Alan García, pocas veces he visto una persona con una inteligencia tan clara y con una capacidad retórica tan fluida, sin duda lo vamos a extrañar, sobre todo los hermanos peruanos que pudieron gozar precisamente de esa forma de ser del expresidente García".

Preguntado sobre las circunstancias de su muerte, Moreno consideró: "A veces puede ser una ventaja escoger la forma de hacerlo, no siempre es una desventaja. Cada quien escoge la forma de vivir y también la forma de morir".

La sociedad peruana y el Partido Aprista, que García todavía lideraba, están conmocionados por la muerte del expresidente, que se disparó antes de ser arrestado por el caso Odebrecht.

Alan García estaba siendo investigado por la Fiscalía peruana por los sobornos que la constructora Odebrecht pagó a altos funcionarios de su segundo Gobierno para obtener la adjudicación para construir la Línea 1 del Metro de Lima y cuyos indicios de los beneficiarios apuntaban directamente al exmandatario.

El caso Odebrecht involucra los millonarios sobornos que la empresa brasileña pagó en una docena de países de Latinoamérica, incluido Perú.