Ciudades

Selecciona tu emisora

¿Por qué Libia sigue sumida en el caos?

Libia vive desde la caída de Gadafi a merced de milicias irregulares que tienen el país sumido en el caos. BBC Mundo le presenta algunas claves para entender por qué.

Libia

Libia ha vivido sumida en la inestabilidad desde el derrocamiento del coronel Muamar Gadafi en octubre de 2011.

Desde entonces, milicias irregulares ostentan el poder de facto en extensos territorios mientras hasta cinco gobiernos se han ido sucediendo en la lucha por hacerse con el control del país.

A continuación le presentamos algunas claves para descifrar las razones detrás del caos que vive ese país del norte de África.

¿Quién controla Libia?

Nadie y ese es el problema. Hay numerosos grupos armados, hasta 1.700, con objetivos muy diferentes, aunque el dinero y el poder son un común denominador.

Durante el levantamiento contra Muamar Gadafi, cualquiera con un arma podía imponer respeto y algunos no quieren que eso cambie. Y ahora parecen más determinados que nunca a ganar territorio e imponer su voluntad.

Se trata de grupos ideológicamente divididos: algunos son islamistas, otros secesionistas y los hay también liberales. Es más, las milicias también se diferencian por líneas étnicas y regionales, lo que hace la situación una explosiva mezcla.

Algunos temen que Libia pueda caer en una guerra civil.

Lea también: De futbolista a prisionero, Saadi Gadafi

¿No eran aliados?

Efectivamente, quienes hoy aparecen divididos estaban unidos por el odio al coronel Gadafi, pero nada más que eso.

No había un grupo que se pudiera decir que estaba a cargo del levantamiento. Las milicias tenían sus bases en diferentes ciudades y peleaban sus propias batallas.

Muchos sintieron que habían pagado un precio significativamente alto durante el conflicto y merecían ser recompensados.

Y después de más de cuatro décadas de gobierno autoritario, sabían poco de democracia. Así que no fueron capaces de forjar alianzas y construir un nuevo régimen basado en el estado de derecho.

Como resultado, Libia ha tenido cinco gobiernos desde el derrocamiento de Gadafi en 2011.

Lea también: La milicia separatista que exporta petróleo

¿Pero habían recibido ayuda externa?

Muy poca. Estados Unidos hizo aportes para ayudar al nuevo gobierno a recupear las armas en manos de la población, especialmente los misiles antiaéreos que desaparecieron durante el desmoronamiento del gobierno de Gadafi.

Pero Libia sigue siendo lo que algunos analistas describen como un bazar repleto de armas y muchas ya han acabado en manos de milicianos de la región.

Además, no hay esfuerzos de mediación de alto nivel, ni por parte de Occidente ni de cuerpos regionales como la Liga Árabe o la Unión Africana.

Occidente y la Liga Árabe parecen estar más preocupados por la inestabilidad en Siria y Egipto, mientras por su parte, la Unión Africana tiene muy poca influencia sobre Libia ya que desde que se opuso a la zona de exclusión de vuelos impulsada por la OTAN es vista con profunda desconfianza por las nuevas autoridades.

No obstante, la Unión Africana sí que está preocupada por el conflicto libio al temer que pueda servir para empeorar la inestabilidad en países como Mali y Níger.

Las armas saqueadas de los arsenales del coronel Gadafi se dice que han sido contrabandeadas al Sinaí, Gaza y hasta Siria.

Lea también: El reto libio de cambiar pistolas por orden

¿Han recibido amenazas los extranjeros?

Sí, ha habido un surgimiento de los ataques contra diplomáticos desde 2012. Entre ellos, el que terminó con la muerte del embajador de EE.UU. Christopher Stevens en Bengasi, donde comenzó el levantamiento contra Gadafi.

También, el embajador jordano, Fawaz al Itan, fue secuestrado e intercambiado por un yihadista que estaba arrestado en su país.

Otros que han sufrido ataques son el consulado italiano en Benagsi y las embajadas de Francia y Rusia en Trípoli.

EE.UU. parece estar llevando a cabo operaciones encubiertas para neutralizar esta amenaza. En octubre de 2013, capturó en Trípoli a Anas al Liby, supuesto militante de al Qaeda al que vincula con la muerte de Stevens.

Los milicianos también han tomado instalaciones petroleras operadas por compañías occidentales, lo que ha llevado a una enorme caída en la producción, aunque sin impacto notable en los mercados globales.

¿Cuáles son las principales milicias?

Ansar al Sharia es considerado el más peligroso de los grupos islamistas armados en Libia. De hecho, se lo responsabiliza de la muerte del embajador Stevens.

Hay expertos que apuntan que ha forjado alianzas con otros grupos islamistas.

El coronel Kalifa Haftar también posee una poderosa milicia. Haftar estuvo detrás del ataque aéreo del 16 de mayo contra una base aérea militar en Bengasi y el asalto dos días después al parlamento en Trípoli.

Funcionarios gubernamentales acusan a Haftar de ser un renegado ansioso de poder, pero él afirma que su objetivo es derrotar a Ansar al Sharia.

¿Quién es el coronel Haftar?

El coronel Haftar estuvo junto a Gadafi cuando tomó el poder en 1969 y jugó un papel fundamental en la incursión militar de Libia en Chad en los 80.

En 1987, no obstante fue encarcelado y años después, tras ser liberado, huyó a EE.UU.

Reapareció en Libia durante el alzamiento contra Gadafi y formó una milicia a partir de desertores de las fuerzas leales al depuesto gobernante.

Para muchos libios, sigue siendo una figura oscura que ha provocado mucha inestabilidad.

¿Cómo se sienten los libios?

Muchos viven con miedo y han padecido el tener que huir a lugares más seguros cuando comienzan los combates. También sienten que sus sueños se han roto, como muchos en los vecinos Egipto y Túnez tras sus propias revueltas populares.

Pero la situación en Libia es mucho más anárquica porque el ejército se desintegró tras la caída de Gadafi, a diferencia de Egipto.

Es más, Libia nunca ha tenido grupos políticos bien organizados que defiendan los intereses de sus bases, como hace en Egipto la Hermandad Musulmana o Ennahda en Túnez.

Así es que el gobierno está a merced de las milicias. De hecho, paga a muchos milicianos con la esperanza de comprar su lealtad y ayudar a construir un ejército nacional, pero hay muy poca evidencia de que eso esté pasando.

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir

W Radio

¿Desea ser el primero en conocer las noticias y los personajes de Colombia y del mundo?