Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Una decena de muertos por incendio en hospital de Brasil

El incidente se habría generado por un corto circuito y habría obligado a evacuar a cerca de 90 personas, algunas que debieron ser atendidas en la calle.

Una sensible conflagración se presentó la noche de este jueves 12 de septiembre al interior de la sede del hospital Hospital Badim, ubicado en el barrio de Maracaná, de la ciudad de Rio de Janeiro en Brasil.

El hecho causó la muerte de al menos 10 personas, varios heridos; entre ellos algunos miembros del cuerpo de Bomberos, y obligó a la evacuación de decenas de pacientes que estaba recluidos en el centro de atención de salud.

Aunque el incendio, al parecer generado por un corto circuito, fue controlado rápidamente por el Cuerpo de Bomberos, las secuelas y el humo se expandieron por toda la edificación, obligando a evacuar el inmueble, y haciendo que varios de los pacientes, algunos de la tercera edad, tuviesen que ser atendidos en un campamento provisional adecuado en la calle aledaña al hospital, aguardando a su vez la llegada de ambulancias provistas para su traslado a otros hospitales.

(Más noticias internacionales en W Radio )

Miembros del hospital tuvieron que acondicionar camas y colchones, para atender a los enfermos y nuevos heridos tras la emergencia.

Pese a que en la noche del jueves solamente se reportó la muerte de una persona, en lo corrido de la mañana del jueves, las autoridades confirmaron el hallazgo de nueve cuerpos sin vida en el interior del edificio, sin que se descarte que más personas puedan ser halladas al interior del hospital incendiado. Cinco de las personas muertas ya fueron identificadas por las autoridades forenses. 

Durante la noche, cuatro bomberos tuvieron que ser atendidos medicamente debido a que inhalaron humo. Dentro de los heridos también aparece una mujer que intentó escapar del incendio bajando por la ventana desde un tercer piso a través de una escalera de sábanas.

Aunque las primeras versiones señalaron un corto circuito como el origen de las llamas, autoridades, incluido el alcalde de la ciudad, declararon a medios que no se descarta que el incendio pudiera haber sido provocado.

Este incendio prende las alarmas y el debate en Brasil sobre la capacidad de los cuerpos de emergencia para responder a esta clase de eventos, y sobre las condiciones físicas de algunas sedes hospitalarias del país.