Escuche ahora

Amanecer W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Cerca de 34 mil votos al senado fueron anulados por El Consejo de Estado

El Presidente del Consejo de Estado, Rafael Ostau de Lafont, confirmó que se anularon 34 mil votos al Senado de La República, al confirmarse que hubo irregularidades en la jornada del 2006.

Entro
Efe - Redacción W Radio

El Presidente del Consejo de Estado, Rafael Ostau de Lafont, confirmó que se anularon 34 mil votos al Senado de La República, al confirmarse que hubo irregularidades en la jornada del 2006.

De igual forma, el magistrado Ostau de Lafont dijo que se le canceló la credencial como congresista a Marta Lucía Ramírez, por haber contratado con el Estado 6 meses antes de su elección.

Las decisiones fueron adoptadas por la Sala Electoral de la máxima instancia jurídica y administrativa de Colombia, en atención a una demanda interpuesta por el ex procurador general Edgardo Maya.

Entre los argumentos para anular los resultados electorales de esas mesas, que variarán en algunos escaños la composición actual del Senado, están la compra y venta de votos, y el traslado de electores, entre otras anomalías.

La Sala Electoral solicitó un recuento de votos de esas mesas e igualmente decidió no habilitar la elección de la ex ministra Ramírez por cuanto tuvo un contrato con el Estado, seis meses antes de los comicios de 2006.

La legislación electoral colombiana impide a los contratistas con el Estado aspirar a escaños en elecciones.

Ramírez fue ministra de Defensa en el primer Gobierno del presidente Alvaro Uribe, sin embargo, renunció a su escaño parlamentario hace pocos meses cuando anunció su aspiración a la jefatura del Estado en las elecciones de 2010 y actualmente está en campaña.

Uribe, elegido presidente en los comicios de mayo de 2002, fue reelegido el 28 de mayo de 2006, al obtener en primera vuelta el 62,2 por ciento de los votos, frente al 22,04 por ciento de Carlos Gaviria, del izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA), y el 11,84 del candidato del Partido Liberal, Horacio Serpa.

Para poder ser reelegido, algo no contemplado en la Constitución del país, promovió una reforma de la Carta Magna.