Escuche ahora

Música de hoy y siempre

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

En libertad conductor de yate que golpeó a barranquillera en Cholón causándole la muerte

Las autoridades señalaron que al momento de la captura José Gertrudis Palencia no tenía licencia a bordo. Los restos de Valentina González ya fueron trasladados a Barranquilla.

José Gertrudis Valencia, conductor de la embarcación que causó la muerte a una turista en Cartagena y que  había sido capturado por la Policía Metropolitana de la ciudad, quedó en libertad.

Según detalló el comandante de la Policía, general Henrry Sanabria, “el fiscal le dio libertad, no hubo audiencias, porque el fiscal hizo una valoración y decidió no llevarlo a audiencia preliminar”. 

Sanabria precisó que la decisión del fiscal en este caso se dio por tratarse “de homicidio culposo sin causales de agravación”.


Aunque no fue presentado ante un Juez por este caso, Valencia Quintana deberá seguir vinculado a este proceso por la muerte de la joven universitaria.

El hecho ocurrió el pasado sábado cuando el conductor del yate Experiensea golpeo a la joven universitaria  de 21 años, Valentina González Medina, mientras buceaba en Cholón, isla de Barú, causándole la muerte.

Según las autoridades, en el momento de la captura, José Gertrudis Valencia Quintana,  quien había sido capturado por agente de la Policía y dejado a disposición de la Fiscalía para que respondiera por la presunta comisión del delito de homicidio culposo.
 

Según reportó la Armada Nacional, al momento de la captura, Palencia Quintana se movilizaba en el yate Experiensea y no tenía la licencia a bordo; sin embargo, afirmó que es patrón del yate de CP-05. La embarcación pertenece a la agencia Amar y estaba alquilada a un gripo de turistas al momento del accidente en el que perdió la vida la joven universitaria.

(Lea además: Murió una estudiante de psicología tras ser golpeada por un yate en Cholón)

El cuerpo sin vida de la Valentina fue retirado ayer de la morgue de Medicina Legal en Cartagena por parte de una abuela y otros allegados, para ser trasladado a Barranquilla.