Escuche ahora

El Leit Show

Con Carlos Montoya, Daniela Arias, Eduardo Peña, Esteban Vásquez y Edgar Ibarra


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Escándalo en hospital San Rafael de Tunja por despidos y tratos inhumanos

Las empresas que se presentaron para la licitación de aseo del hospital utilizaron las hojas de vida de madres cabeza de familia, y una vez ganaron la licitación las despidieron.

Escándalo en hospital San Rafael de Tunja por despidos y tratos inhumanos . Foto: Jorge Herrera

Sorprendidos se vieron el director territorial del Ministerio del Trabajo en Boyacá, Javier Mauricio Bayona Romero y la gerente del hospital San Rafael de Tunja, Lyda Marcela Pérez Ramírez al conocer los maltratos inhumanos al personal de servicio de aseo por parte de dos coordinadoras de esa entidad de salud, pero más perplejos quedaron cuando se enteraron que la Unión Temporal Conserje Administración RAM se presentó a la licitación de aseo del hospital con las hojas de vida de dicho personal, integrado por 18 mujeres cabeza de familia, y una vez ganaron la licitación las despidieron.  

“Estamos investigando a fondo por qué estas empresas hicieron su presentación para ganar esa licitación con las hojas de vida de las personas que fueron despedidas. Una vez ganaron la licitación despidieron esos trabajadores”, dijo Bayona Romero. 

Por su parte María del Carmen Sánchez Burgos, presidenta de Antoc en Boyacá, dijo que la solicitud que se está haciendo es que las 18 mujeres sean reintegradas en sus labores en el hospital San Rafael de Tunja. “Cuando lograron su negocio miserablemente a las 12 de la noche les quitan el derecho al trabajo y sin haberles advertido. Las hicieron firmar y no les dieron espacio de leer”.

Así lo corrobora el testimonio de Estrella Arias quien llegó el 15 de febrero a su turno de 10 de la noche a 6 de la mañana, cuando la coordinadora Cecilia Parra les dijo a ella y a sus compañeras: “para usted no hay trabajo, para usted tampoco, ni para usted y para usted Estrella, tampoco”. 

Dice que cuando recibió la noticia se le paralizó medio rostro. “alguien me alcanzó agua, me fui para el baño, y en mi casa me puse a llorar es que yo tengo varios niños por los cuales responder sumercé”. 

La gerente del hospital San Rafael de Tunja, Lyda Marcela Pérez Ramírez, dijo entorno al escándalo desatado por el despido de la temporal de las 18 mujeres que se hizo “una verificación de una lista de chequeo, y pues las hojas de vida con las cuales participaron en el proceso de convocatoria nos han hecho llegar ninguna diferente de tercerizar el servicio”.    

- Los maltratos físicos y psicológicos

Varias historias desgarradoras llamaron la atención de la oficina del trabajo en Boyacá, una de ellas la de Delcy Adriana Montaño, madre cabeza de familia, sostiene que su mamá murió de cáncer y pidió permiso a las coordinadoras del hospital quienes se lo negaron en el momento de la enfermedad y para la misa.  

“Yo tenía mi mamá muy enferma de cáncer, el sábado en la tarde la internaron en el hospital. Yo pedí permiso para que me dejaran salir, no me lo dieron y esa noche me tocó trabajar. Mi mamá falleció ese día, me descontaron dos días de calamidad y después tenía la misa de mi mamá, y no me dieron el permiso”, dice con voz entre cortada. 

Otra historia de abuso psicológico fue el que le ocurrió a Estrella Arias que tiene una hija en condiciones especiales la cual estaba enferma, por ello le solicitó a la coordinadora el permiso para verla y le fue negando de manera arbitraria, cuando esa persona llegó a su casa evidenció que su hija estaba en unas condiciones lamentables. 

“Se había hecho necesidades en su cuerpo y todo porque no me dieron un permiso de 15 minutos para ver a mi hija”, cuenta indignada la señora Arias.

Ante esta situación se cuestionó a la gerente del hospital San Rafael, Lyda Marcela Pérez, de si tenía conocimiento de los atropellos que padecieron las empleadas del servicio de aseo, a lo que respondió que no, pero que era claro que las coordinadoras son parte de la empresa contratista. 

“Vamos a revisar y tenemos que mirar los descargos que hagan las coordinadoras para saber de primera mano que es lo que puede estar pasando”, dijo Pérez quién agregó que se propuso de manera formal la posibilidad de tener dentro de la empresa unos comités de convivencia laboral y desde allí se den a conocer de primera mano las situaciones de acoso y maltrato que pueden sufrir las personas vinculadas. 

- Compulsaremos copias a la Fiscalía de comprobar los maltratos

El director territorial del Ministerio del Trabajo en Boyacá, Javier Mauricio Bayona Romero, dijo que en ese orden de ideas se va a investigar desde el momento de la denuncia al siete de marzo y de comprobar dichos maltratos se compulsarán copias a la Fiscalía para que esclarezca los hechos en materia penal. 

“Si en ese transcurso de tiempo evidenciamos que este ha sido un maltrato psicológico y físico vamos a compulsar copias a la Fiscalía, Personería y todos los entes de control para que logren determinar cómo se ha venido haciendo este maltrato”, explicó.