Escuche ahora

Hora 22

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Espectacular procesión de nazarenos en Tunja narró el camino de Jesús al calvario

Fueron 600 integrantes de la sociedad nazarena que recorrieron las calles de la capital boyacense.

El recorrido inició desde la Iglesia San Francisco, cruzó por todo el centro histórico.. Foto: La W

Una nueva jornada de procesiones se adelantó en las calles de Tunja por parte de más de 600 integrantes de la sociedad de nazarenos que llevaron en sus hombros 25 monumentos o estaciones que representan todo el calvario que padeció Jesús de Nazaret camino a la cruz.  

“Esta es la imagen donde la Verónica le toma el rostro a nuestro señor para secarle el rostro. Ya cuando es la muerte de él sale la Verónica para limpiarle el cuerpo con el manto”, explica uno de los nazarenos la estación que le correspondió.  

Los capirotes y túnicas rojas, blancas, verdes, negras hacen de esta procesión del señor de la humildad todo un espectáculo, además de los monumentos muy bien arreglados y adornados… uno de los pasos rememora el consuelo a las mujeres.

“Es cuando Jesús iba con la Cruz y en su segunda caída encuentra a las mujeres de Jerusalén. Dícese la biblia que es María, María Magdalena y Miriam”, narra don Gerardo quien viste una túnica roja.   

La tarde comienza a caer en la capital boyacense, los penitentes hacen su mayor esfuerzo por mantenerse en pie y nos narran otra estación de nuestro señor Jesucristo

“El señor del despojo que es cuando le quitan las vestiduras a nuestro señor Jesucristo cuando ya está frente a Poncio Pilato”, cuenta otro penitente.

La guardia romana se mantiene a los costados de la procesión, los niños, también con sus capirotes ocultando sus rostros esparcen el sahumerio para despejar el camino… allí uno de los penitentes explica el hallazgo de un madero.

Descalzos los nazarenos llegan a la iglesia de Las Nieves ya falta poco para terminar allí nos encontramos con la sentencia a manos de Poncio Pilatos, uno de los nazarenos cuenta que sus penitencias tienen un motivo diferente como pedir por salud, el trabajo de los demás y la paz de Colombia.  

El recorrido inició desde la Iglesia San Francisco, cruzó por todo el centro histórico, paró frente a la Catedral Santiago de Tunja y en ese lugar mientras se observa la crucifixión del hijo de Dios, las familias valoran la procesión

“Asisto hace 10 años aquí hay mucha fe, muy bonita (procesión)”, dice Juan acompañado de toda su familia.