Escuche ahora

Back to the Music

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Las casas políticas cuestionadas que se enfilan por la Gobernación de Bolívar

La entrega del aval conservador al heredero de un parapolítico y la alianza de tres excongresistas condenados en torno a una precandidatura pintan el panorama electoral en Bolívar.

Vicente Blel Scaff, candidato del Partido Conservador y Carlos Feliz Monsalve, precandidato a la Gobernación. Foto: Tomadas de Twitter.

Las casas políticas más cuestionadas del departamento de Bolívar ya enfilan sus maquinarias mirando a la Gobernación. Aunque hasta ahora no se tenía clara ninguna candidatura, en las últimas horas, la entrega de un aval y la noticia de la alianza de dos grupos cuestionados en torno a una precandidatura, empiezan a pintar el panorama de cara a las regionales de octubre.

El aval entregado fue el del partido Conservador al exconcejal de Cambio Radical, Vicente Blel Scaff, heredero del excongresista Vicente Blel, condenado por parapolítica y quien lidera un grupo político que tiene hoy dos curules en el Congreso: en Senado tiene a su hija Nadia Blel Scaff y en Cámara al magangueleño Yamilito Arana.

La casa Blel reafirmó su poder burocrático en Cartagena durante el gobierno interino de la exalcaldesa Yolanda Wong, quien ubicó a ahijados de ese grupo político en entidades clave: en el Instituto de Recreación y Deportes de Cartagena (desde donde se están manejando millonarios recursos de cara a los Juegos Nacionales 2019), en la Escuela Taller (que es la encargada de administrar los murallas y fortalezas de la ciudad incluidos los recursos que recaudan por entradas de turistas) y en el Instituto de Patrimonio y Cultura (entidad que regula todo lo relacionado con el patrimonio y la cultura en la ciudad).

Alianza en torno a un nombre

La otra movida política que pinta el panorama electoral es la alianza de tres cuestionados excongresista en torno a la precandidatura, también a la Gobernación, del exfuncionario departamental Carlos Feliz Monsalve.

Aunque todavía no tiene aval, su nombre ya tiene detrás el apoyo de la casa en la que ha militado en los últimos años: la García Zuccardi, que lidera el exsenador Juan José ‘Juancho’ García Romero, condenado por corrupción, junto a su esposa la también exsenadora Piedad Zuccardi, en juicio por parapolítica. Ese grupo tiene asiento en el congreso en cabeza del senador de La U Andrés García Zuccardi, hijo de ‘Juancho’ y Piedad. También, tienen participación burocrática en la Secretaría de Infraestructura de Cartagena, en cabeza de Clara Calderón y el Departamento de Tránsito, en cabeza de Edilberto Mendoza.

El otro cuestionado que respalda a Carlos Feliz, en alianza con los García Zuccardi, es el excongresista parapolítico William Montes, condenado por haber firmado el pacto de Ralito con los paramilitares. Montes tiene en la Cámara de Representantes a su sobrino Emeterio Montes y ha tenido poder en la Alcaldía de Cartagena y en la Gobernación de Bolívar.