Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Oicatá, Boyacá, suplica soluciones a autoridades ambientales por relleno sanitario Pirgua

"Nos sentimos un poco abandonados por Corpoboyacá, no le han metido trabajo suficiente", dicen los habitantes de la zona.

“No seamos cavernícolas, exijámosle a la comunidad que recicle y no traigamos basuras de otros municipios", dice una de las docentes. Foto: La W

La W recorrió las zonas rural y urbana de Oicatá, Boyacá. Al ingresar al municipio el olor, que proviene del relleno sanitario Pirgua, es fuerte, sus habitantes dicen que ya no vale poner quejas, ni recursos judiciales, según ellos nadie los escucha.

“Nosotros como pueblo no pudimos hacer nada contra el relleno. Ya se han puesto demandas, tutelas, no hemos podido lograr nada, el alcalde tampoco sabe qué decirnos”, narra Alba Milena Salamanca quien tiene una tienda en la zona urbana en el municipio.

A medida que se avanza hacía el botadero, en medo de un aguacero intenso, el olor es mucho más penetrante. “Nosotros en la parte baja del pueblo es un poco más leve el olor, pero en la parte alta que es frente al relleno sanitario usted ve una especie de humo”.

Y es que Pirgua recibe los desechos no solo de Tunja sino de cerca de 60 municipios más, según cuentan sus habitantes afectando hasta la calidad de agua en algunas zonas rurales. “El único afluente que tenemos es el canal de “Las Cebollas”, queda muy pegado al relleno, nos sentimos un poco abandonados por Corpoboyacá, no le han metido trabajo suficiente”.

Según María Esperanza Villate, docente de Filosofía y Ética del colegio Nicolás Cuervo y Rojas, a nadie le importa la salud de los habitantes de Oicatá porque la problemática no es con ellos. “Aquí los profesores tenemos rinitis, problemas respiratorios y eso que solo estamos por unas horas, imagínese usted cómo es la situación de las personas que viven permanentemente en el municipio”.

La docente hacen un llamado a las entidades y la ciudadanía de otros municipios: “No seamos cavernícolas, exijámosle a la comunidad que recicle y no traigamos basuras de otros municipios. Cuidemos lo nuestro”.

Una estudiante del colegio, alza tímidamente la mano y pide la palabra con permiso de los profesores para hablar: “Al mismo presidente que se dé cuenta que esos rellenos traen enfermedades, virus y dañan nuestro ambiente. (…) Despertarse con esos olores y no tener un aire limpio sino tener que levantarse y oler eso, es horrible que se pongan en los zapatos de nosotros, tienen que pensar en la vida de los oicatenses”.

Finalmente, cuentan, sus habitantes que los terrenos en zonas cercanas al relleno “se han desvalorizado, porque nadie compra”.