Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Un día de la madre en la unidad de cuidados intensivos en Tunja

Se trata de Diana Galvis que dejó su familia para cumplir con el deber de salvar vidas en Boyacá, y donde se le abrió una oportunidad laboral en lo que más ama: ser médica.

“En el hospital San Rafael de Tunja somos un grupo conformado por muchas mujeres que son madres, hay muchas que son cabeza de familia”. Foto: La W

Diana Galvis es médica general de la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital San Rafael de Tunja, ama profundamente su labor y lo dejó todo: sus hijos y su esposo en Barranquilla.

“Mis hijos son mi motor y por razones laborales tuve que venir a vivir a Tunja, donde se presentó una mejor oferta laboral, desempeñándome con entrega total, y es atender a todos los padres, madres. Las personas de esta linda ciudad”, dice.

A las siete de la mañana inicia sus labores, su mayor satisfacción es contribuir. Extraña la familia, confiesa que la necesidad del personal de la salud es grande, como el de todas las personas, porque también se deben cumplir deberes como pagar la educación de sus hijos, al igual que muchas de las compañeras que trabajan en la UCI.  

“Demostrarles también a nuestros hijos que se puede ser fuerte, y lograr grandes cosas en medio de las adversidades quiero dejarles una buena enseñanza para que ellos vean que sí se puede salir adelante”, dijo la médica.

En su día, Diana Galvis, extrañó el abrazo de sus hijos, el beso de su esposo, pero agradece que la tecnología ha hecho que las familias se puedan acercar a pesar de la distancia.  

“Ellos me llamaron, han estado muy pendiente de mí, y de todas formas una palabra de aliento. Un video es muy gratificante, y eso me hace más fuerte”, narra Galvis (se le quiebra la voz).

Diana y el personal médico se encargan, además, de ser el soporte de los pacientes en la dificultad. “Nosotros tenemos que dejar a un lado tristezas, y debemos ser fortaleza para aquellos que están solitos y enfermos, necesitan de nosotros”

Aunque Diana Galvis, reconoce no ser víctima de discriminación, si conoce casos de compañeros suyos que han vivido esa amarga experiencia, por lo que pide respaldo a la comunidad en medio de la emergencia.