Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Cerca del 78.5% de los niños han cambiado sus hábitos de hidratación por agua

Estudio de la Universidad de la Sabana indica que los programas que abordan múltiples características del individuo, la familia, la escuela y la comunidad tienen más probabilidades de afectar positivamente el aprendizaje del estudiante y las conductas de salud.

Cerca del 78.5% de los niños han cambiado sus hábitos de hidratación por agua. Foto: Getty Images

Está comprobado que incentivar hábitos saludables desde la niñez, contribuirá al desarrollo de adultos y familias con estilos de vida más sanos. En línea con este propósito fue implementada en Colombia, desde 2017, la iniciativa Unidos por Niños Saludables de Nestlé, que ha buscado ayudar a padres y educadores a promover la adopción de mejores rutinas de alimentación y vida en niños entre los 5 y 12 años, y la cual hoy ya muestra resultados.

Durante 2018, más de 1.000 pequeños de siete colegios de la región Sabana Centro, hicieron parte del estudio “Validación de la estrategia de promoción de la salud Unidos por Niños Saludables” desarrollado por investigadores de la facultad de Enfermería y Rehabilitación de la Universidad de la Sabana, que evidenció cómo, por ejemplo, el 75,8% de los menores ahora toma más agua.

Así mismo, el 58% apropiaron el componente muévete más de Unidos por Niños Saludables, que busca generar un incremento de la actividad física. Y el 71,5% de los encuestados mejoró su conocimiento y desarrollo del hábito comer y cocinar en familia, el cual, adicionalmente, fue validado en un estudio realizado por el Centro de Investigación de Nestlé en Lausanne, Suiza, que encontró que la participación de los niños en la preparación de alimentos en su ambiente familiar ayuda a desarrollar hábitos saludables. Los niños que ayudan a sus padres a cocinar sus propias comidas ingieren 76% más ensalada y un 27% más de proteína que aquellos que no lo hacen.

Vale la pena resaltar que a lo largo de la Región Sabana Centro fueron desplegadas actividades orientadas a mejorar las prácticas de familias, profesores y niños sobre la hidratación, la elección de alimentos saludables, comer y cocinar en familia, la actividad física y el manejo de las porciones. La iniciativa incluyó la instalación de bebederos en los colegios, la celebración del día del Chef; y el fortalecimiento de una red de aliados a favor de niños(as) saludables en Colombia y el mundo.

“El impacto positivo que estamos logrando y nuestra ambición de convertir esta iniciativa de educación en política pública, nos motiva a seguir realizando esfuerzos, pues más allá de los resultados, desde Nestlé le apostamos al trabajo conjunto con instituciones educativas y socios estratégicos como la Corporación Juego y Niñez o la secretaría de educación, en una alianza que nos ha permitido generar cambios tangibles en la adopción de estilos de vida saludables” afirma Martha Arbeláez, directora de Marketing y Comunicaciones de Nestlé.

De acuerdo a los investigadores, la población adulta que rodea al niño durante su edad escolar fue una de las que logró mayor impacto con la iniciativa, pues el conocimiento de estos temas aumentó en tenderos de 29,4 % a 77,8 %, en profesores de 29% a 77,5% y en los padres de 9,5% a 58,9%.

“Toma más agua”

Cerca del 78.5% de los niños entrevistados en el estudio se encuentran familiarizados con mejores hábitos de hidratación en línea con uno de los principales pilares de Unidos por Niños Saludables: “Toma más agua” que busca enseñar sobre la importancia de la hidratación desde la niñez.

Por esta razón, el programa no sólo se enfocó en insistir en la cantidad correcta de agua que debe ser ingerida por los menores, sino en garantizar su calidad y acceso por medio de la instalación de bebederos.

En la Institución Educativa Fagua, en Chía, por ejemplo, tanto los niños como los padres han cambiado su sistema de hidratación, pues el bebedero les llevó a reemplazar las bebidas con azúcar por agua. Esto se asocia a la reducción de los índices de obesidad, la mejora de la higiene oral y la mejora del desempeño académico.

Hoy la tienda de esta escuela ya no vende otras bebidas y los estudiantes han apropiado el hábito de tomar agua potable sus termos.