Actualidad

Caso Aida Merlano: filtrador pillado

Un error de principiante delató al responsable de filtración de la audiencia de Aida Merlano.

Caso Aida Merlano: filtrador pillado

Caso Aida Merlano: filtrador pillado

05:45

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://sandbox.prisaradio.arcpublishing.com/pf/embed/audio/366/1644495866_367_cut/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Caso Aida Merlano: filtrador pillado. Foto: Colprensa

Colombia

Esta es una historia de la picaresca judicial que va a divertir a todos...Bueno, casi a todos.

Ocurrió durante la declaración de la exsenadora Aida Merlano ante la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia.

Presidía la sesión el magistrado auxiliar Carlos Alberto Pedraza, en representación del magistrado Francisco Javier Farfán, para oír a la testigo e impartir justicia a nombre de la República de Colombia.

Le puede interesar

El magistrado Pedraza advirtió solemnemente a las partes que la sesión era reservada y que les pedía evitar cualquier filtración.

Para este asunto, las partes eran el procurador delegado para el caso Jorge Enrique Sanjuán, el abogado de la declarante Aida Merlano, Miguel Ángel del Río, los dos senadores investigados por compra de votos: Arturo Char, hermano de Álex, representado por el penalista Dario Bazzani; y el senador Laureano Acuña, conocido como el gato volador.

El gato volador estaba representado por su defensor el abogado Majer Abushihab, quien ha sido hombre de confianza de Néstor Humberto Martínez.

La terminante advertencia de la Sala de Instrucción de la Corte sobre la prohibición de filtraciones fue pronto burlada. Apenas empezando la audiencia se conocieron al menos tres fotos de la declarante Aida Merlano, incluyendo una que deja ver una costosa cartera francesa al lado de la exlegisladora recluida en Venezuela.

Informado de la situación, el magistrado expresó su inconformidad y dijo que si continuaban las filtraciones la Corte podría suspender la diligencia.

Aida Merlano continuó narrando cómo se compran votos con mordidas de las obras públicas en el Atlántico, hasta que súbitamente el senador Gustavo Bolívar puso un trino comentando lo que sucedía en ese momento en la sesión.

Fue entonces cuando el abogado de alias el gato volador levantó su dedo acusador. Majer Abushihab señaló como obvio responsable de las filtraciones a Miguel Ángel del Río, apoderado de Aida Merlano.

Del Río argumentó que la exsenadora era la menos interesada en que se filtrara la sesión y que se aplazara nuevamente el testimonio. Dijo además que el aplazamiento les convenía más bien a Arturo Char y al gato volador.

La accidentada sesión continuó hasta su conclusión.

Tan pronto terminó, la revista Semana anunció entre expresiones como explosivo, exclusivo, atención, urgente, que tenía las trece horas de sesión grabadas y todos los elementos probatorios.

Era evidente que uno de los asistentes lo había filtrado.

La Corte Suprema de Justicia emitió un comunicado donde manifestaba su molestia e indicaba que iniciaría un trámite incidental para descubrir la identidad del filtrador.

Mientras tanto, Semana empezaba a publicar el material en bruto, sin mayor esfuerzo para contextualizar.

Y aquí viene la conclusión de la historia. En medio de la frenética publicación, terminaron delatando al filtrador.

El cuadro de diálogo de la videoconferencia se abrió unos segundos, y aparecieron los nombres de quienes participaban como lo podrán ver ustedes en la página de La W.

Encabeza la lista de participantes el filtrador.

Dice Majer Abushihab y por si quedara alguna duda que había sido grabado de su pantalla la data señala entre paréntesis la palabra yo. Es decir el dueño del computador desde el que se grabó la sesión filtrada era el abogado Abushihab.

Sí señores, el apoderado del gato volador, el mismo que había señalado a su colega Miguel Ángel del Río como el principal sospechoso de las filtraciones, era el filtrador. Nada que hacer ante la prueba reina.

Cuando vi eso llamé al doctor Abushihab y le conté que estaba pillado. Después de breve silencio lo aceptó y me dijo que prefería no hacer ninguna declaración, me dijo que hablará ante la Corte Suprema cuando lo citen dentro del trámite incidental.

Por su parte, el abogado Miguel Ángel del Río, hizo llegar en las últimas horas una comunicación a la Corte Suprema de Justicia con la imagen que muestra de manera inequívoca que quien filtró la audiencia no era él, sino su colega Abushihab.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad