La W RadioLa W Radio

Actualidad

Cuestionamientos contra Guillermo Reyes por presunto plagio: habla Rodrigo Uprimny

Guillermo Reyes pidió a La W dar su versión sobre los hechos, sin embargo, canceló argumentando una emergencia familiar. El abogado Rodrigo Uprimny expone sus argumentos sobre las acusaciones de plagio.

Cuestionamientos contra Guillermo Reyes por presunto plagio: habla Rodrigo Uprimny

Cuestionamientos contra Guillermo Reyes por presunto plagio: habla Rodrigo Uprimny

18:48

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://sandbox.prisaradio.arcpublishing.com/pf/embed/audio/366/1657203291_270_cut/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Guillermo Reyes. Foto: Julián Cotes / Colprensa

Colombia

El presidente electo Gustavo Petro designó como coordinador del empalme del sector justicia al abogado conservador Guillermo Francisco Reyes González.

Sobre él hay una serie de cuestionamientos por plagio que él considera resueltas por una decisión de archivo de la Fiscalía General de la Nación. No obstante, otra cosa sostiene el hijo del autor del texto plagiado y constitucionalista Rodrigo Uprimny.

También, como lo conté ayer en El Reporte Coronell, Reyes ha sido cuestionado porque su hijo recibió nacionalidad estadounidense y la tuvo temporalmente, a pesar de que nació en ese país mientras su padre era diplomático, una condición que legalmente prohíbe acceder a la ciudadanía de ese país.

Los niños nacidos en territorio de Estados Unidos son nacionales de ese país, a menos que uno de sus padres sea diplomático con inmunidad. El servicio de naturalización e inmigración lo explica de esta manera:

“Un hijo de un funcionario diplomático extranjero, acreditado en los Estados Unidos, no está sujeto a la jurisdicción del derecho estadounidense. Por lo tanto, esa persona no puede ser considerada ciudadana estadounidense por nacimiento conforme a la enmienda número 14 de la Constitución de los Estados Unidos”.

En contexto:

La excepción es estricta para hijos de diplomáticos y no es igual para hijos de cónsules, personal consular o funcionarios administrativos. Solo los diplomáticos registrados en el llamado ‘Libro Azul’ del Departamento de Estado tienen total inmunidad y, por lo tanto, no están cubiertos por la ley americana.

Guillermo Reyes era diplomático, con inmunidad y estaba inscrito en el Libro Azul en febrero de 2002, cuando su esposa dio a luz en Nueva York a un niño.

En el año 2002, el doctor Guillermo Reyes era ministro consejero de la Misión de Colombia ante la Organización de Naciones Unidas con sede en Nueva York.

El exfiscal Alfonso Valdivieso, embajador y jefe de la misión de Colombia ante Naciones Unidas para la época del nacimiento, denunció ante la Cancillería que el ministro consejero había permitido la inscripción de su hijo como estadounidense a pesar de la expresa prohibición que tenía para hacerlo. Según el doctor Valdivieso, el ministro consejero Reyes conocía esta prohibición y la ignoró para que su hijo obtuviera el beneficio.

Tanto el embajador Alfonso Valdivieso como su asistente en la misión, Ángela María Moreno Suárez, declararon que un funcionario del gobierno de Estados Unidos les informó que el pasaporte estadounidense del niño fue solicitado ante las autoridades de ese país.

La noche del martes hablé con el doctor Reyes, quien cuenta una versión diferente de los hechos. Según él, los empleados del hospital donde su esposa la doctora Carmen Larrazábal dio a luz dieron por sentado que el niño tenía derecho a la nacionalidad estadounidense y, por eso, a él le enviaron a su casa el certificado de nacimiento y el pasaporte, sin solicitarlo.

Un abogado de inmigración de Estados Unidos me aseguró con documentos en la mano que no es posible que el gobierno americano le expida pasaporte a un niño sin que sus padres lo pidan y que el registro de nacido vivo también requiere de la firma de los padres que en ese momento deberían haber aclarado que por ser hijo de diplomático no tenía derecho a la nacionalidad. Lo cual desmiente la versión del doctor Reyes.

Me dijo el doctor Reyes que renunció unos meses después a la nacionalidad de su hijo y que el Ministerio de Relaciones Exteriores inició una investigación disciplinaria que culminó con el archivo del proceso.

En esa investigación disciplinaria consta que una de las preguntas, claves para archivar el proceso, fue formulada por la directora de control disciplinario interno de la Cancillería, María Fernanda Potes y consistió en oficiar a la dirección de asuntos consulares para preguntar si “existe alguna prohibición legal para que un funcionario que trabaja en un consulado de Colombia registre el nacimiento de su hijo en el estado receptor y si tal registro comporta nacionalidad del estado receptor”.

La pregunta es totalmente desencaminada porque:

  • Reyes no trabajaba en un consulado, sino que era ministro consejero de una embajada.
  • El problema no es que registrara el nacimiento del niño lo cual no solo no está prohibido, sino que es obligatorio
  • El asunto a resolver no que la nacionalidad fuera automática, sino que la norma en Estados Unidos prohíbe la naturalización para niños nacidos en ese país, hijos de diplomáticos.

Guillermo Reyes, la persona que ha estado bajo estos cuestionamientos, podría convertirse en el ministro de Justicia del gobierno de Gustavo Petro.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad